La renuncia de Javier Cantero: un último día a puro telegrama, llamadas y el aviso a la AFA

El ex presidente de los Rojos hizo todos los trámites para dejar el puesto y siguió de cerca el acuerdo con la oposición
Alejandro Casar González
(0)
24 de abril de 2014  • 00:44

Desde que se despertó, Javier Cantero sabía que su día, el último como presidente de Independiente, sería movido. El hombre cumplió a rajatabla con lo que manda el estatuto: a primera hora de la mañana redactó los telegramas de renuncia. Uno, con destino a Personas Jurídicas de la provincia de Buenos Aires. El otro, para el club. Los envió y, así, formalizó su salida.

Su segunda tarea fue seguir de cerca el progreso del acuerdo entre el oficialismo y la oposición, destinado a financiar al plantel profesional hasta junio -con un aporte de $ 10 millones-, y que implicaba el adelanto de las elecciones para fines de julio o primeros días de agosto. El consultor de 56 años había aceptado la mediación de la AFA para acercar a las partes y destrabar el conflicto de los Rojos. Julio Humberto Grondona, presidente de la AFA, fue uno de los primeros en enterarse de la decisión de Cantero. Y la entendió.

La oposición, mientras tanto, continuaba criticándolo. "Estamos viviendo una crisis terminal y este señor se jacta de poner condiciones. Cantero es el presidente más nefasto de la historia de Independiente y todavía se hace la estrellita", fustigó Pablo Moyano, uno de los referentes de Agrupación Independiente, en una entrevista con Nacional Rock.

La salida del presidente no detuvo la sangría de dirigentes de la comisión directiva. Por la mañana también comunicó su dimisión Lilian Proverbio, vocal y compañera de agrupación de Cantero (Independiente Místico). Contando estas dos renuncias, en el club sólo quedaban nueve dirigentes, aunque no todas las dimisiones se habrían realizado siguiendo los lineamientos legales, por lo que una hipotética intervención del club todavía está lejos.

Al mediodía, y cuando la renuncia de Cantero había trascendido, nadie la quiso certificar. "No podemos confirmar nada de lo que se está hablando sobre la renuncia de Cantero", señaló Claudio Keblaitis, vicepresidente 2º, en radio América. Sin embargo, el dirigente vislumbró un panorama esperanzador para el club. "No habrá ni acefalía ni intervención", agregó.

¿Por qué Cantero, que hasta hace unos días se mostraba inflexible ante las presiones, terminó cediendo su cargo? Al parecer, el detonante habría sido la presencia, el lunes, de integrantes de la barra brava de los Rojos en el country de la zona sur donde vive. Mientras Cantero estaba en Misiones con el plantel -jugó y perdió en Posadas con Crucero del Norte-, su familia le avisó que un grupo de hinchas merodeaba su domicilio. El episodio habría terminado con su voluntad de mantenerse en el cargo.

Por la tarde, con Cantero ya afuera, y aunque algunos dirigentes desconfiaran de su decisión, la sede de la avenida Mitre fue testigo de una convocatoria espontánea de socios e hinchas. Con el correr de las horas, la barra brava dominó la escena. Vino, cerveza y fuegos artificiales fueron el cotillón elegido para ¿celebrar? la renuncia del presidente. Pablo "Bebote" Álvarez, líder de la hinchada, montó otro número circense. Aunque el edificio de la sede permanecía vallado, Álvarez dejó dos escobas. Sobre ellas, un mensaje: "Cantero, no te olvides de las escobas". La escoba había sido uno de los emblemas de la gestión de Cantero: llegaba para limpiar la corrupción de Independiente. Al lado de las escobas, un paquete grande de alimento para perros. Arriba, otro mensaje: "Comida para el plantel profesional".

Al caer la noche, se supo que Keblaitis quedará como presidente interino hasta las elecciones, que podrían ser en junio. Y hoy se firmaría el postergado acuerdo entre oposición y oficialismo.

CUATRO PRESIDENTES QUE TERMINARON MAL

Los últimos gobiernos de Independiente explican la crisis. Pedro Iso, uno de los dirigentes históricos, renunció a su tercer mandato, en 2000, agobiado por la crisis y la oposición. El cargo lo ocupó Roberto Galano, pero el hombre fuerte fue Andrés Ducatenzeiler, elegido luego. La gestión naufragó y Ducatenzeiler le cedió virtualmente el poder a Julio Comparada, que ganó las elecciones en 2005 y en 2008. En 2011, el descontento popular obligó a Comparada a bajarse de la lista de Cacho Álvarez y Javier Cantero sorprendió en las urnas.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.