Zidane recuerda su expulsión en el Mundial: "Fue algo bueno"

El francés vio la roja en la final del Mundial 2006; hoy, dice: "Si Francia hubiera salido campeón y yo hubiese continuado en cancha, no sé como habría hecho para vivir con eso"
(0)
22 de diciembre de 2009  • 16:06

PARIS.- El astro del fútbol francés Zinedine Zidane llegó a la conclusión de que su expulsión en la final del Mundial de Alemania 2006 fue una "cosa buena". El árbitro argentino Horacio Elizondo fue quien le mostró la tarjeta colorada en aquella ocasión.

"Honestamente, si Francia hubiera salido campeón y yo hubiese continuado en la cancha, no sé como habría hecho para vivir con eso. Sufriría, eso es seguro", admitió "Zizou" en una entrevista que publica hoy la revista "France Football".

Zidane fue expulsado en la final del Campeonato Mundial de 2006 en Alemania luego de que le aplicara un cabezazo al defensor rival Marco Materazzi. Italia acabó gananado el título en definición por penales.

Luego del Mundial, Zidane afirmó que no se arrepentía del cabezazo propinado a Materazzi, quien, según él, le había insultado repetidamente durante la final. En Francia, mucha gente defendió en aquel entonces la reacción de Zidane, entre ellos compañeros de la selección y el mismo presidente del país en aquel momento, Jacques Chirac.

Hoy, Zidane, de 39 años de edad, ve las cosas algo diferentes. "Fue bueno que el arquero Buffon advirtiera al árbitro (del cabezazo), porque no fue una cosa bonita", admite.

El campeón del mundo de 1998 comentó en la entrevista la situación de otro astro futbolístico galo que se encuentra en el ojo de la tormenta. Sobre la mano de Thierry Henry en el repechaje ante Irlanda, que allanó el camino de los franceses al Mundial de 2010 en Sudáfrica, Zidane opina que se trata de "un hecho del juego".

Henry, delantero del todopoderoso Barcelona, tocó el balón con la mano dos veces antes de dar el pase para el gol de Williams Gallas, quien marcó el decisivo 1-1 en la prórroga ante Irlanda, tras el triunfo de 1-0 de los galos en el partido de ida.

Zidane opinó que Henry "seguro que no está orgulloso" de la mano, pero agregó: "Se involucraron demasiadas personas. Muchas de ellas te aman cuando levantas trofeos, pero acaban contigo cuando las cosas van mal". Luego, reconoció lo mal que se sentiría si su selección se corona en el Mundial: "Sería muy difícil sentirse campeón del mundo si se obtiene de esa manera", disparó.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.