Paula Pareto: un mural gigante y las enseñanzas de una judoca que no caben en 50 metros por 12