Maradona festejó los cuarenta

"Tener trabajo acá es una alegría"
(0)
31 de octubre de 2000  

El 40° cumpleaños de Diego Maradona transcurrió entre anuncios fallidos, confusión, festejos y adhesiones a la celebración. En el Hotel Meliá Confort, donde está hospedado, estaba prevista una conferencia del astro para las 17, pero no concurrió. La reunión se pospuso para las 21, pero Maradona sólo apareció a las 22.50, con su esposa, Claudia, y sus dos hijas. Fue el de siempre: arremetió con dureza contra algunos periodistas, bromeó y esbozó planes futuros. Algunas de sus frases fueron éstas:

  • "Tener trabajo en mi país es una alegría. Cuando estaba por morirme, me ofrecían la selección y echar a Bielsa, pero cuando vine nadie me dijo nada. Sólo Dardo de Marchi (vicepresidente de Almagro), y no lo dudé".
  • "Aún no firmé contrato, por eso no tenía obligaciones. Que me quede depende del proyecto de Almagro, pero la idea es ir a los homenajes por Ivo Basay y José Daniel Valencia, y luego ir a Cuba hasta las Fiestas. El proyecto es hacer una escuela de fútbol para los chicos".
  • "¿Sueño incumplido? Dirigir a los juveniles en el próximo Mundial, pero no se me tuvo en cuenta. Jugaré mi Mundial personal con Almagro".
  • Después lo esperaban en una fiesta preparada en la discoteca Theatron, en Retiro, con 500 invitados; entre ellos, el plantel de Almagro. Antes había recibido saludos. Uno fue un correo electrónico enviado por Diego Jr., el joven a quien la justicia italiana reconoció como hijo de Maradona, y Cristiana Sinagra. "Pese a que no te tengo para abrazarte, te deseo un feliz cumpleaños", decía el mensaje. También Gabriel Batistuta, desde Roma, se asoció a la celebración: "Le deseo muchas felicidades. Pero no hay que recordarlo sólo en estas ocasiones. Atraviesa momentos difíciles desde hace tiempo y necesita un apoyo especial".

    MÁS LEÍDAS DE Deportes

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.