Michael Phelps, a corazón abierto: "Nunca me curaré de la depresión"

Michael Phelps y una cruda confesión sobre su depresión y su deseo de ayudar a otros en su misma situación.
Michael Phelps y una cruda confesión sobre su depresión y su deseo de ayudar a otros en su misma situación. Fuente: Archivo
(0)
19 de mayo de 2020  • 13:42

El nadador estadounidense Michael Phelps , el máximo medallista olímpico de todos los tiempos, escribió una carta en donde revela cómo lucha cada día contra la depresión y sus "demonios mentales", lo difícil que le es sobrellevar el día a día de la cuarentena y confiesa que a veces quisiera no ser él mismo.

Phelps se confesó en un texto enviado al periodista Wayne Drehs de ESPN . La pregunta "¿Cómo estás?" fue el disparador para las íntimas confesiones del Tiburón de Baltimore . "Todavía respiro -comenzó diciendo-. Este fue uno de esos meses en que mi estado de ánimo, sin parar, tuvo altas y bajas. La pandemia es uno de los momentos más aterradores que me tocó atravesar. Soy un agradecido de que mi familia y yo estemos seguros, con salud y de que no tengamos que preocuparnos por pagar las cuentas o poner un plato de comida en la mesa, como tantas otras personas en este momento. Pero aún así, estoy luchando ".

Michael Phelps
Michael Phelps Crédito: Instagram @m_phelps00

Luego, Phelps admite que se abre a contar lo que le pasa porque cuatro años atrás lo ayudó. "Antes de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 , compartí mis problemas de salud mental públicamente por primera vez. No fue fácil, pero me quitó un gran peso de encima. Ahora me abro de nuevo. Quiero que la gente como yo sepa que no está sola . Muchos de nosotros estamos luchando contra nuestros demonios mentales ahora más que nunca".

"Esto nunca desaparece. Tenés días buenos y malos. Pero no se termina. Alguien que no entiende con qué lidian las personas con ansiedad o depresión o trastorno de estrés postraumático no tiene idea de lo que es. La realidad es que nunca me curaré ".

"La pandemia me vuelve loco"

"La pandemia ha sido un desafío que nunca esperé -afirma Phelps-. Toda la incertidumbre. Estar encerrado en una casa. Y muchas preguntas. ¿Cuándo se va a terminar? ¿Cómo será la vida cuando esto termine? ¿Estoy haciendo todo lo posible para estar seguro? ¿Está segura mi familia? Me vuelve loco. Estoy acostumbrado a viajar, competir, conocer gente. Esto es una locura. Mis emociones están por todos lados. Siempre estoy al límite . Siempre estoy a la defensiva. Me hace explotar fácilmente".

"Ojalá no fuera yo mismo" y la referencia a Jordan

Uno de los pasajes más fuertes de la confesión de Phelps es cuando admite que a veces quisiera ser otra persona: "Hay momentos en los que me siento un inútil absoluto, donde me apago por completo pero tengo esta ira burbujeante que está por las nubes. Más de una vez grité en voz alta: ' ¡Ojalá no fuera yo! '. Es una sensación abrumadora. Es como esa escena de "The Last Dance" donde Michael Jordan está en el sofá, fumando un cigarro y dice "Listo. Descanso", porque no aguanta más.

El gimnasio, un cable a tierra

"¿Cómo luchás contra esto?" se interroga Phelps, y se responde: "Tengo que ir al gimnasio todos los días durante al menos 90 minutos. Es lo primero que hago. Me despierto entre las 5:15 y las 7, sin alarma. Si son las 7, les doy el desayuno a los niños, si me levanto antes, me escapo al gimnasio. Y mirá, hay días que no quiero entrenar. Pero me obligo a hacerlo. Sé que es tanto por mi salud mental como por mi salud física".

"Si pierdo un día de gimnasio, es un desastre . Me meto en un patrón negativo de pensamiento en mi cabeza. Y cuando eso pasa, soy el único que puede detenerlo. Y generalmente no se detiene muy rápido. Lo llevo a la rastra, como para castigarme. Es como cuando cometo un error o si molesto a alguien, creo que siempre es mi culpa y me vengo abajo. Cuando eso sucede día tras día, podés meterte en una situación aterradora muy rápido. Y así ha sido la cuarentena la mayor parte del tiempo".

"La pileta era mi escape"

Cuando estaba nadando, la pileta era mi escape. Usaba la ira como motivación. Pero ahora ese escape no está. En esos momentos aprendí que es importante intentar dar un paso atrás. Respirar profundo, volver al punto de partida y preguntarme: ¿De dónde salen estas emociones? ¿Por qué estoy tan enojado? Eso es algo que aprendí en el tratamiento. Eso es algo que trato de enseñarles a mis tres hijos".

Las frases motivadoras para salir adelante

"Intento escribir notas en mi espejo con un marcador de borrado en seco. Hay citas de motivación en toda mi oficina que utilizo para ayudarme. Y llevo un diario. Tengo de 20 a 30 papeles por todas partes donde escribo cosas que se me ocurren o quiero recordar que me ayudarán más tarde".

La donación de sesiones de terapia para los trabajadores de salud

Cuenta Phelps que hace unos años se unió a Talkspace , una empresa de terapia móvil en Internet, que brinda acceso a terapeutas en todo momento y que le ha sido muy útil, especialmente cuando estaba de viaje. " Literalmente me ha salvado la vida ", comenta.

Esta experiencia lo motivó a ayudar al personal de salud que lucha contra la pandemia de coronavirus: " Doné 500 meses de terapia gratuita de Talkspace a trabajadores médicos que están en el frente luchando contra el COVID-19. Para cada uno de nosotros en este momento, nuestros héroes son esos trabajadores de esa primera línea de batalla. No puedo imaginar por lo que están pasando. Solo espero que la terapia pueda cambiarles la vida tanto como a mí".

Phelps, también contribuyó con 100.000 dólares para crear un plan de estudios socioemocional para jóvenes a través de su fundación .

Una lucha de vida o muerte

En el final, el legendario nadador desea que su confesión ayude a todas las personas que sufren de enfermedades mentales: " Me abro para ayudar a otros . Hay muchísimas personas luchando por lo mismo. [.] Estamos llegando al punto en el que se empieza a comprender que las luchas de salud mental son reales. Es algo serio, de vida o muerte".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.