Los All Blacks les ganaron a Gales y se quedaron con el 3° puesto del Mundial

Ben Smith celebra ante la impotencia de un jugador galés
Ben Smith celebra ante la impotencia de un jugador galés Fuente: AP
Alejo Miranda
(0)
1 de noviembre de 2019  • 00:59

Los románticos de la ovalada soñaban con una final entre Nueva Zelanda y Gales para el Mundial de Japón 2019, las dos naciones donde el rugby se vive más pasionalmente. Más que el deporte nacional, allí el rugby es una religión. El gran duelo quedó reducido al partido que nadie quiere jugar, el del tercer puesto. Sin presión, los All Blacks desataron todo su potencial y se quedaron con la medalla de bronce luego de golear 40-17.

La nostalgia no quedó allí. Fue una tarde de despedidas en Tokyo Stadium. Tanto Steve Hansen como Warren Gatland, los entrenadores, pusieron fin a sus respectivos ciclos, ambos prolongados y exitosos. En los All Blacks también dijeron adiós glorias como el capitán Kieran Read, Ben Smith y Sonny Bill Williams, que seguirán sus carreras fuera de Nueva Zelanda. Lo mismo sucederá con Ryan Crotty y Matt Todd.

Los aplausos y las medallas por el tercer puesto tras superar a Gales: los All Blacks terminaron con una sonrisa
Los aplausos y las medallas por el tercer puesto tras superar a Gales: los All Blacks terminaron con una sonrisa Fuente: AFP

El wing Ben Smith resultó la gran figura al apoyar dos de los seis tries de los All Blacks, reavivando la controversia por su no inclusión en los partidos cruciales de Nueva Zelanda en este Mundial, en cuartos de final y semifinales. Joe Moody, Beauden Barrett, Crotty y Richie Mo'unga apoyaron los restantes; el apertura contribuyó también con 10 puntos con el pie (cinco conversiones).

Como suelen ser los partidos por el tercer puesto, primó el juego ofensivo y las defensas fueron algo más laxas que de costumbre. Recuperados anímicamente del golpe que significó la eliminación en semifinales ante Inglaterra, sin la presión por el resultado, Nueva Zelanda logró plasmar en la cancha el juego que pregona e impuso su característica dominación física con capacidad de desequilibrio en ofensiva.

El festejo de los jugadores de Nueva Zelanda después de la obtención del tercer puesto
El festejo de los jugadores de Nueva Zelanda después de la obtención del tercer puesto Fuente: AFP

El tercer puesto, en definitiva, resultó un premio consuelo para un equipo que vino en busca del tricampeonato. Es la tercera vez que Nueva Zelanda se queda con la medalla de bronce, como había ocurrido en 1991 y 2003

Gales finalizó cuarto como en 2011, igualando la segunda mejor marca de su historia (en 1987 fue tercero), pero con un equipo diezmado por las lesiones poco pudo hacer ante el poderío de los de negro. El fullback Hallan Amos apoyó el primer try y Josh Adams el segundo para llegar a siete conquistas, el máximo para un galés en un Mundial superando los seis de Shane Williams en 2007 y quedar a un paso de convertirse en el tryman del certamen. El sudafricano Mazakole Mapimpi, con cinco, es quien está más cerca de alcanzarlo en la final del sábado. Gales no vence a Nueva Zelanda desde 1953 y sumó 31 derrotas consecutivas.

La potencia de Aaron Smith en los All Blacks
La potencia de Aaron Smith en los All Blacks Fuente: AFP

Hansen se retira como el segundo entrenador más exitoso en la historia de los All Blacks luego de un mandato de ocho años en los que consiguió una impresionante efectividad del 88,78% (93 triunfos, cuatro empates y 10 derrotas). Entre 1966 y 1968, Sir Fred Allen ganó los 14 partidos que dirigió. Hansen era asistente de Graham Henry cuando ganó el Mundial de 2011 y mantuvo al equipo por la misma senda conquistando el Mundial 2015 y el Rugby Championship en seis oportunidades. El máximo candidato a sucederlo es su asistente Ian Foster.

Gatland, también neocelandés, se despide luego de 12 años al frente del seleccionado galés, período en que conquistó cuatro veces el Seis Naciones (tres con Grand Slam incluido) y llegó a dos semifinales mundialistas. Seguirá su carrera al frente de los Chiefs del Super Rugby y tendrá a su cargo a los British & Irish Lions para la gira de 2021 por Sudáfrica. Lo sucederá Wayne Pivac en el Dragón.

Ahora, al Mundial le falta lo mejor.

La despedida del coach de Nueva Zelanda: fue su último partido

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.