Bryan Habana: "El rugby argentino es distinto a todos porque basa su estructura en los clubes amateurs"

Ahora está lejos de la cancha, pero Bryan Habana sigue siendo una referencia del rugby mundial
Ahora está lejos de la cancha, pero Bryan Habana sigue siendo una referencia del rugby mundial
Juan Manuel Trenado
(0)
15 de julio de 2019  • 15:55

Por el concurso de una compañía de telecomunicaciones sudafricana, Bryan Habana fue el guía de seis personas que ganaron la experiencia de pasar una semana en Christchurch, Nueva Zelanda, para ver la final del Super Rugby, que jugaron los Crusaders y Jaguares.

El ex wing de los Springboks, de 36 años, se tomó muy en serio su trabajo y estuvo cerca de sus invitados en cada momento, en los que incluyó comidas, salidas a boliches bailables y, por supuesto, el acompañamiento en el partido de rugby.

Es gentil en el trato, atiende todos los pedidos y sigue siendo una atracción para la gente del rugby, aunque hace un año dejó de jugar (se retiró en Toulon, de Francia). Cuando escucha referencias argentinas, no duda en elogiar el crecimiento de nuestro rugby.

"Tenemos una linda historia con la Argentina, nos gusta mucho el rugby argentino. Por esa relación que construimos durante años, no sólo en los últimos tiempos, siempre nos llevamos bien. Y en Sudáfrica siempre sentimos que merecían la oportunidad de medirse con nosotros y apenas lo empezaron a hacer mejoraron la calidad del rugby".

Sobre la derrota de los Jaguares en la final, analizó: "El partido fue muy decente. Crearon oportunidades pero no las capitalizaron y eso tuvo un efecto en el partido. Mejoraron y mejoraron. Progresaron no sólo en esta temporada. Lo vienen haciendo años tras año. Ganaron la conferencia, vencieron a los Brumbies. Me decepcionó un poco el resultado final. Crusaders no jugó increíble, pero fue clínico. Jaguares jugó muy físico, lo que fue interesante. Para el grupo sudafricano, haber metido un finalista y ganar experiencia fue estupendo".

Con 15 tries, Bryan Habana comparte junto con el neozelandés Jonah Lomu el récord de mayor cantidad de tries anotados la historia de los Mundiales de rugby

Para el histórico wing, la evolución de los argentinos es notable en el contexto en el que lo hizo. "Va creando una mentalidad positiva y trata de no estar sólo en esta competencia para hacer números. Jaguares llegó con bastante falta de conocimiento respecto al juego del Super Rugby. La intensidad, el factor viajes (debe ser el que más viaja de todo el torneo) y por otra parte estuvo esa situación de jugadores que se van a Europa, como Nico Sánchez, Juan Imhoff, jugadores que seguramente hubieran querido jugar para Jaguares. Pero eso no los afectó. En estos cuatro años demostraron progreso continuo. Este año ganaron cuatro partidos en el tour de Australasia y eso muestra cuánto han aprendido a manejar esos factores. Y esto no sólo es bueno para el rugby argentino, también lo será para la Copa del Mundo, porque además de repente tendrán a Sánchez, Facundo Isa, y dado el éxito que han tenido los Jaguares sólo podés esperar que se traslade al Mundial".

Fernández Lobbe, Hernández y Scelzo persiguen a Bryan Habana durante la semifinal del Mundial 2007; el wing sudafricano fue imparable para los Pumas y apoyó dos tries ese día
Fernández Lobbe, Hernández y Scelzo persiguen a Bryan Habana durante la semifinal del Mundial 2007; el wing sudafricano fue imparable para los Pumas y apoyó dos tries ese día Fuente: AFP

Hace unas semanas, Phil Kearns, ex jugador de la selección australiana cuestionó a los argentinos. Los acusó de engañar a la Sanzar. "Esto es una competición provincial. Hay que tener un equipo provincial, de eso se trata. No de tener un equipo nacional", había dicho, en referencia a que los Pumas son prácticamente el equipo que integra Jaguares. Habana no está de acuerdo y lo fundamenta: "Si miras a los Crusaders, hay 11 o 12 All Blacks.. Miras a los Bulls y tienen 8 o 9.Sé que podría haber una tendencia a que la gente se queje de que los jugadores jueguen representando a un único club de Argentina. Pero no es una regla que hayan inventado los Jaguares y tienen permitido hacerlo".

-¿Qué tan importante es para el éxito de un deporte en un país una actuación como esta de Jaguares?

-Es increíblemente importante. La Argentina es muy diferente a Sudáfrica, Australia o Nueva Zelanda. Es distinto a todos porque basa la estructura de su rugby en los clubes amateurs y aun así hay una cultura de rugby muy grande. Pero ver a los Jaguares lograr esto, ver a sus fans viajar 40 horas a Christchurch para una final, es importantísimo. Tanto como lo que los Pumas lograron en el Mundial 2007 o en 2015. Es una piedra fundacional. Como jugador uno quiere hacer cosas especiales, cosas que dejen una marca. Para nosotros, por ejemplo, por más que querramos, nos es muy difícil competir en fútbol con Argentina. Lo que lograron los Jaguares hará que muchos digan "Wow, tenemos un equipo que nos puede enorgullecer en un contexto global, no sólo en Argentina".

Ocho tries hizo Habana en el Mundial 2007; es la máxima cantidad en una Copa del Mundo, récord comparido con los neozelandeses Jonah Lomu (1999) y Julian Savea (2015)

El proceso profesional del rugby argentino se dio siempre apoyado por la estructura sudafricana. El primer equipo rentado, los Pampas, jugó al Vodacom Cup, un torneo de segundo nivel en ese país. Ahora, otro equipo profesional, los Jagusres XV, se prueba en la más competitiva Currie Cup. Sobre esa plataforma de formación también habla Habana: "Cada oportunidad que tengas de probarte con los mejores del mundo y jugar con ellos va a mejorar tu nivel general. Hemos visto el fruto de eso en Jaguares. Y lo que pasaba es que después, por seis meses no tenían con quién medirse en el alto nivel. Por eso, la chance de jugar este torneo, una de los más viejos del mundo, y les dará la oportunidad a sus jóvenes la experiencia de viajar, experimentar eso, el nivel más alto, jugar en Cape Town, Bloemfontein. Para la Sanzar y las uniones es muy importante que la Argentina tenga la mayor cantidad de chances posibles de crecer. Ya estuvieron involucrados en la Vodacom Cup y esto les dará la chance de crecer y habrá varios Jaguares que estarán en la Copa del Mundo. Esto les abrirá también las puertas a los jóvenes. Es muy bueno y estoy seguro de que que también aportarán un gran juego como lo hicieron en el Super Rugby".

-¿Qué le falta a los argentinos para dejar de ser una incomodidad y pasar a ser una amenaza para las naciones más poderosas?

-Ya son una amenaza. Si miras este torneo del Super Rugby, terminaron primeros en la zona Sudáfrica. Si pensás en las victorias contra Sudáfrica de los últimos años. En 2012, el año en el que los Pumas debutaron en el Rugby Championship, recuerdo una derrota muy dura que sufrieron con Sudáfrica. Tres años después nos ganaban por primera vez en Sudáfrica. Ojalá estos jugadores sigan empujando, porque ya son una amenaza. No creo que necesiten algo más. Tuvieron la chance y demostraron con su progreso que este lugar les pertenece, que no están sólo por un negocio, por los números.

El más rápido: Habana en la cancha

No es fácil ganar un trofeo. Sudáfrica ganó el viejo Tres Naciones por primera vez tres años después de empezarlo. Y estuvimos cuatro años para armar el equipo que ganó el Mundial 2007. El rugby tiene fuerzas dominantes, Nueva Zelanda lo ha demostrado. Además, no olvidemos que no dejar que los jugadores de afuera participen de los Pumas fue una decisión difícil, pero creo que eso también depende de cuán exitosos puedan ser. Cuando tenés afuera a Nico Sánchez, Isa e Imhoff, que son jugadores top, capaces de hacer la diferencia. Ahora podrán jugar, pero antes no podían. Es una situación única para la Argentina. Creo que están en condiciones de ganar algún trofeo.

Quesada y Fernández Lobbe, rivales, amigos y mucho respeto

La última etapa de la carrera de Bryan Habana se desarrolló en el rugby francés. Allí fue rival de Gonzalo Quesada y compañero de equipo de Fernández Lobbe, dos hombres que hoy son un aporte fundamental para el rugby argentino desde la conducción. Sobre ellos, el sudafricano comentó: "No me fue bien cuando jugué contra el equipo de Quesada él en la semifinal del Top 14. Nos ganaron en Burdeos. Es un tipo muy positivo. Debió tomar la decisión de ir a Argentina o seguir en Stade Français y mostró su calibre como entrenador. Es un tipo humilde, creo, y muy divertido. Nunca te dice sólo "hola" y "chau", siempre se puede conversar con él, y disfruto mucho de sus equipos. Es muy bueno que haya traído su experiencia de Francia al Super Rugby; al igual que Mario Ledesma con los Pumas. Tiene un buen pedigree de rugby".

La relación con Fernández Lobbe fue mucho más personal: "Todos saben el respeto que tengo por Juan como jugador, como rival. Es una leyenda del juego, pero lo que más destaco de él es que es uno de los caballeros del rugby. Es un competidor terrible para tener enfrente, durísimo, y uno de los mejores tipos para tener cerca, como comprobé en Toulon. Lo que tendrán de Juan es 110% de dedicación, es un tipo que entiende el juego muy bien desde lo técnico. Y lo mejor que le verán traer son ideas nuevas. Sacó mucho de Carl Hayman, Ali Williams, John Smith, Johnny Wilkinson, Matt Giteau. Tiene mucha experiencia y le dará una nueva vida al equipo. Espero verlo en Japón para tomar algo con él".

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.