El partido no se perdió por un fallo: tiene que haber más autocrítica

Final, con victoria francesa y la frustración de los Pumas
Final, con victoria francesa y la frustración de los Pumas Fuente: AFP
(0)
21 de septiembre de 2019  • 20:18

Fue un partido muy raro. Después de unos minutos en los que se estudiaron, la Argentina fue más dañino y tuvo algunas chances, pero luego de ponerse 3-0 le cedió completamente la iniciativa a Francia , que se largó a jugar muy bien por momentos. Durante esos momentos el equipo argentino pareció sin reacción: estuvo estático, tratando de frenar al adversario con una defensa arriba pero demasiado cerrada y cometiendo errores individuales en el tackle. Francia, aprovechando muy bien algunas espaldas, podía jugar largo y a partir de eso se metía adelante. La tónica era: Francia jugando hacia adelante y la Argentina retrocediendo y fallando tackles individuales.

Los franceses fueron tomando confianza y se dieron cuenta de que podían rivalizar. Aprovecharon las oportunidades en la mitad inicial con Gael Fickou y Antoine Dupont , usufructuaron la dinámica de jugadores que pueden marcar la diferencia y jugaron mucho por afuera; evidentemente, con Fabien Galthié en el cuerpo técnico tenían muy analizado al equipo argentino. La defensa francesa fue buena, agresiva y se organizó muy bien sin prácticamente involucrar jugadores en los rucks. Por momentos puso en problemas a los Pumas ya que no los dejaba jugar avanzando. Por eso el primer tiempo terminó con esa amplia diferencia.

El segundo fue completamente distinto y los roles se invirtieron. Los Pumas salieron a buscar el partido con un cambio de actitud notorio, cerraron el juego, se impusieron en el maul y los forwards (de ahí vinieron los dos tries), y provocaron que el rival cometiera infracciones en muchísimas jugadas. Francia, por su parte, dejó de jugar; daba la sensación de que quería cuidar el resultado. Bajó mucho el ritmo, abusó del juego con el pie, dejó pasar el tiempo e hizo muy lento el desarrollo, dándole la iniciativa al equipo argentino, que la aprovechó hasta ponerse arriba por un punto.

Sorpresivamente, Francia pareció despertarse y salir de su letargo en ese momento. Cuando quedaron abajo, se pusieron fríos por unos minutos, fueron a buscar el resultado con más decisión y luego de una salida de mitad de cancha recuperada, consiguieron el drop de López. Defendiendo bien, complicaron a los Pumas y aprovecharon la desesperación argentina en el final. Avanzaban con los forwards, llegaban a las formaciones caminando... Por miedo y por presión de los Pumas, los franceses estaban obligados a enfriar el partido, con esos vicios que no estamos acostumbrados a ver en el rugby del Hemisferio Sur.

En definitiva, los Pumas regalaron un tiempo. Tuvieron 30 minutos del primero en los que cedieron completamente la iniciativa. Es complicado explicar el por qué

En definitiva, los Pumas regalaron un tiempo. Tuvieron 30 minutos del primero en los que cedieron completamente la iniciativa. Es complicado explicar el por qué . Muy complicado. Muchos factores pueden haber influido en eso. Es un Mundial, y ellos sabían de la importancia de este partido. En los papeles llegaban, a mi gusto, jugando mucho mejor y siendo más sólidos que los franceses en los últimos años, con crecimiento y confianza a partir de lo logrado en Jaguares, mientras que el rival venía sufriendo un recambio muy grande de entrenadores y jugadores, sin poder alcanzar resultados en su favor.

Debo admitir que me sorprendió Francia . No porque ese rugby dinámico e incisivo no fuera el juego que lo caracterizó en su larga historia, pero sí porque en los últimos años no había podido llevarlo adelante. Hoy por momentos lo hizo y complicó al equipo argentino. Pero en el segundo tiempo vimos también de qué es capaz Francia. Es un equipo de carácter latino, como lo señalé en la columna anterior. Pasó de una primera mitad de 20-3, dominando y pudiendo marcar más tries, a comerse 18 puntos, jugar sin confianza y dejando tomar el protagonismo a los Pumas.

Guido Petti (izquierda), durante el Himno: el segunda línea fue el más destacado
Guido Petti (izquierda), durante el Himno: el segunda línea fue el más destacado

Lo mejor: el scrum y Guido Petti

Me gustó el scrum argentino . Anduvo bien sobre todo en el primer tiempo, salvo en la única posibilidad que tuvo cerca del in-goal, de la que Francia salió con un penal en favor. Me gustó mucho Guido Petti , quien se mostró muy completo en todas sus facetas de juego. Y de Francia, Ntamack . Me sorprendió, a pesar de que es un jugador con muchísimas cualidades y de que se destacó en el Top 14 el último año. En su debut mundialista, con 20 años y con la camiseta 10 de Francia, tuvo un rendimiento muy sólido e hizo casi todo bien. Maduro, dirigió bien al equipo, defendió bien, metió todos sus envíos a los palos (salvo una vez en el final), cubrió bien la cancha y no se amedrentó en ningún momento. Impresionante. Como para sacarse el sombrero.

Pero el partido no se definió en ese momento por un fallo. Regalando 30 minutos del primer tiempo, es ahí donde se perdió el partido y no en ese detalle. Tiene que haber un poco más de autocrítica

Hubo una acción discutida en los últimos minutos, la intercepción de Louis Picamoles. Pareció off-side, sí. Es verdad que Tomás Cubelli puso las manos arriba de la pelota, pero la regla habla de cuando la pelota sale de sus manos. Como fuera, el árbitro lo dejó pasar. Pero el partido no se definió en ese momento por un fallo . Regalando 30 minutos del primer tiempo, es ahí donde se perdió el partido y no en ese detalle. Más allá de que todos los detalles cuentan en un Mundial, hay que ponerse a analizar esa media hora en la que el equipo estuvo ausente, más que concentrarse en la actuación del árbitro. Tiene que haber un poco más de autocrítica . Los dos equipos estuvieron al límite del off-side, pero es difícil para el árbitro ver todo eso, y no se puede estar cortando todo el tiempo el juego para ver ese tipo de situaciones utilizando el TMO. De hecho, se utiliza solamente en situaciones de juego peligroso o de try; si no, los partidos serían muy cortados.

El scrum funcionó muy bien
El scrum funcionó muy bien Fuente: AFP

Lo cierto es que los Pumas tienen mucho que reprocharse por haber regalado esos minutos. Y la realidad es que esto se complica . La derrota implica ir a ganarle a Inglaterra para clasificarse. Todo puede pasar, pero viendo el nivel de Inglaterra y lo preparado que llega al Mundial, será un partido extremadamente complicado , sin lugar a dudas. Francia y Argentina sabían que el que perdía este partido vería su futuro posiblemente comprometido. Entre ellos hay más paridad y los ingleses están un escalón más arriba. Por lo menos en los papeles, claro; a los partidos hay que jugarlos. Pero Inglaterra llega muy bien física y tácticamente. Es un equipo muy completo en todas sus líneas.

Los Pumas eran favoritos para ganar este partido, pero Francia es un equipo impredecible, como lo mencioné en la primera columna. Y lo demostró: es capaz de todo. Es susceptible de bruscos cambios psicológicos. Y por eso queda alguna posibilidad de que pierda puntos contra Tonga y Estados Unidos, pero tiene jugadores capaces y, sin lugar a dudas, esta victoria le dará una importante inyección anímica. A pesar de esto, no deja de ser un equipo latino que llegó al Mundial con numerosas dudas, y si un rival lo hace cuestionarse en los primeros minutos de un partido, todo puede pasar... Ha sucedido en otros mundiales. Por ejemplo, en Nueva Zelanda 2011: en la primera rueda Francia perdió contra Tonga, y después estuvo a un punto y un scrum -con una decisión muy polémica en los últimos minutos del partido- de ganarle a los All Blacks la final del mundial en su país. Es un equipo que funciona por corriente alternativa. Con respecto a Inglaterra, en cambio, veo muy difícil que vaya a dejar algún punto en el camino...

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.