El rugby y los sponsors: qué pasó con las empresas luego del asesinato de Fernando Báez Sosa en Villa Gesell

Una escena del partido entre Belgrano Athletic y SIC, que disputaron la final en 2019. Al fondo, los carteles de los sponsors, paisaje habitual en el torneo de la URBA
Una escena del partido entre Belgrano Athletic y SIC, que disputaron la final en 2019. Al fondo, los carteles de los sponsors, paisaje habitual en el torneo de la URBA Crédito: Daniel Jayo
Alejo Miranda
(0)
26 de febrero de 2020  • 23:59

Dos clubes de rugby de La Plata tenían todo acordado para que una tradicional marca de cerveza apareciera en el pecho de sus camisetas. El asesinato a Fernando Báez Sosa en Villa Gesell, por el que hay diez rugbiers y ex rugbiers procesados, hizo que la empresa reviera su decisión y finalmente el patrocinio, al menos por este año, se truncó.

Una consultora de recursos humanos que ya auspicia a un equipo de primera línea de Buenos Aires tenía previsto extender sus redes a otros clubes, pero postergó el desembarco para la próxima temporada por la misma causa. Una automotriz de fuerte presencia en el rugby local y federal todavía no definió su continuidad ante esta situación.

Los daños que sufrió el rugby a partir del homicidio exceden una cuestión de imagen y alcanzaron incluso las arcas de los clubes. Según un relevamiento para la nacion, las empresas que siguieron esa línea drástica son minoría, pero sí hubo muchos casos de clubes que sufrieron dificultades y dilaciones para cerrar contratos y marcas que disminuyeron su exposición o ajustaron el mensaje de sus anuncios.

Lucas Pertossi, uno de los rugbiers implicados, fue quien registró casi toda la escena del crimen de Fernando, la noche del 18 de enero
Lucas Pertossi, uno de los rugbiers implicados, fue quien registró casi toda la escena del crimen de Fernando, la noche del 18 de enero

"Las marcas se asustaron. El sponsoreo en rugby es más aspiracional que comercial, y con lo que pasó y la repercusión mediática negativa que tuvo a las empresas se les hace difícil defender la inversión en rugby. Hay temor a seguir haciendo acciones vinculadas con el rugby", confió el directivo de una entidad que participa en el Top 12 que pidió reservar su identidad. "Estamos convencidos de que la situación va a revertirse. Los clubes y las marcas tienen un desafío en ese sentido y pueden trabajar juntos".

Uno de los casos más salientes es el de Zurich. La compañía aseguradora, que es auspiciante tanto de la UAR como de la URBA, mantiene su patrocinio pero eliminó totalmente la exposición, al menos temporalmente. En los tres partidos que Jaguares jugó en Vélez, por ejemplo, no apareció cartelería alusiva a la marca, que se excusó de pronunciarse al respecto.

Las marcas se asustaron. Hay temor a seguir haciendo acciones vinculadas con el rugby
Directivo de un club

La cerveza Imperial, que tiene una fuerte presencia en equipos de la UAR como en clubes, optó por calibrar el mensaje en función del termómetro social. "Compartimos con el rugby la excelencia, el trabajo en equipo, el momento de expansión mundial y local. El tema del consumo siempre estuvo muy presente. Lo hemos mantenido y ahora estamos profundizándolo", contó Matías Canzani, brand grouper de Marcas de CCU, la empresa dueña de Imperial. "En lo masivo decidimos que el mensaje sea exclusivamente 'consumo responsable'. Es un tema que nos ocupó siempre. A partir del contexto actual venimos trabajando en educar e impactar en los consumidores. Este año duplicamos el presupuesto de comunicación destinado a consumo responsable, llegando al 10%", agregó Canzani.

Juan Pablo Barrale, gerente de Asuntos Corporativos de CCU, explicó cómo manejaron la firma el impacto mediático del caso: "El encuadre simplificó un poco el tema, y en esa simplificación se estereotipó al jugador de rugby como a un violento que no sigue las normas, algo que no representa lo que pasa en el rugby. Como marca lo tomamos como lo que es, respetando los tiempos de la sociedad. Es un tema social que excede al deporte".

Jaguares, en un partido del Súper Rugby de este año. Imperial es uno de los sponsors que los acompaña
Jaguares, en un partido del Súper Rugby de este año. Imperial es uno de los sponsors que los acompaña Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro Alfieri

Incluso la UAR se vio obligada a bajar el perfil y reducir su exposición mediática. No obstante, desde los pasillos de la casa de Dardo Rocha aseguran que no se vio afectada en materia comercial. "La exposición de cada sponsor no es definida por la UAR, sino por la compañía puertas adentro, según una estrategia que nos excede", expresó por correo electrónico su presidente, Marcelo Rodríguez. "Lo que podemos decir desde la UAR es que en el último tiempo no hubo ninguna modificación en los contratos de los sponsors. Están al tanto de nuestras acciones y nos acompañan en el programa que vamos a llevar adelante".

Uno de sus aliados más importantes es Renault, que aseguró que no sólo mantiene el patrocinio sino que además respaldará acciones de educación en conjunto. "Como marca y compañía que apoya y promueve públicamente los valores deportivos de compañerismo, esfuerzo y espíritu de equipo, Renault se comprometió a realizar acciones en conjunto con la UAR para reflexionar sobre la violencia en los grupos deportivos y, a partir de esas conclusiones, participar en planes de acción y campañas concretas de concientización, educación y difusión de valores de igualdad e integración social", contó Natacha Schvartz, gerente de Comunicación de Renault Argentina. "Renault y su Fundación tomarán parte, con otras instituciones del deporte, el Estado, los clubes y asociaciones civiles, de un plan de acción para colaborar con la construcción de una cultura deportiva en la que no haya lugar para la violencia."

El rugby argentino afronta la difícil tarea de recomponer su imagen ante la sociedad. Como en toda crisis, se abre una inmejorable oportunidad, también de la mano de los patrocinadores.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.