Julio Farías: "Es todo tal cual como dice el Pato"

El Flaco Farías apoyó lo dicho por el Pato Albacete
El Flaco Farías apoyó lo dicho por el Pato Albacete Fuente: Archivo
El Flaco, que también fue marginado por Daniel Hourcade, respaldó los dichos de Albacete
(0)
11 de junio de 2014  • 09:26

La primera gran sorpresa en las convocatorias de Daniel Hourcade no fueron las ausencias de Patricio Albacete , Marcos Ayerza, Eusebio Guiñazú o Santiago Fernández. Antes, cuando dio a conocer el plantel para el Sudamericano, que sería la base para la ventana de junio, no citó a Julio Farías, otrora hijo pródigo del actual entrenador de los Pumas , quien había postergado su retiro una vez más y tenía la ilusión de seguir vistiendo la celeste y blanca.

Aunque aquella decisión no afectó la amistad que los une, según afirma, Farías ratificó las palabras de otro amigo suyo, Albacete, quien en la entrevista de LA NACION de ayer lo nombró como testigo: "Es así. Es todo tal cual como dice el Pato. Nos juntaron (Hourcade y el manager José Santamarina) y nos dijeron que tratemos de darle una mano a Legui (Juan Manuel Leguizamón, el capitán) con el liderazgo del equipo. Después, Pato tuvo una reunión solo en la que el Huevo le expresa que tenía la intención de que fuera el capitán, pero no lo proponía porque el Consejo no lo bancaba".

Farías y Hourcade arrastran una larga trayectoria juntos como jugador/ entrenador. Compartieron equipo en Rouen (Francia), Os Belenenses (Portugal) y Pampas XV, donde aquél resurgió en el plano nacional y le valió debutar en los Pumas en 2010 a los 31 años para luego convertirse en titular durante el Mundial 2011.

Sin embargo, Hourcade lo dejó al margen de los Pumas para esta temporada. "Tras la ventana de noviembre de 2013 volví a la Argentina (jugó en London Welsh hasta junio)", relató el Flaco en diálogo telefónico con LA NACION. "Mi idea era no jugar la Pacific Cup. La preparación arrancaba los primeros días de enero y quería descansar un poco y jugar en mi club (Tucumán Rugby). Si luego Daniel consideraba que podía estar, me llamaba. Después personalmente me dijo que no iba a ser tenido en cuenta, que había un proyecto para 2015 y no iba a llegar, que tenía que probar a los más chicos, más el hecho de estar fuera del sistema... eran varios aspectos. Me dolió un poco porque creía que podía estar, pero respeté su decisión. En cuanto al juego, no puedo discutir. Eligió otro que estaba mejor que yo. Le dije las cosas que yo no estaba de acuerdo respecto de las decisiones que estaba tomando: que llamara muchos chicos, que era una parada difícil la que se estaba jugando, y le deseé que le fuera bien."

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.