Mundial de rugby. La revolución inglesa: del fracaso en 2015 a semifinalista en Japón

El festejo de los ingleses tras uno de los dos tries del wing Jonny May (11)
El festejo de los ingleses tras uno de los dos tries del wing Jonny May (11) Crédito: @rigbyworldcup
(0)
19 de octubre de 2019  • 13:31

OITA, Japón (AFP).- Inglaterra se convirtió en el primer clasificado para las semifinales de la Copa del Mundo de rugby gracias a su amplia victoria sobre Australia por 40-16, en la madrugada del sábado en la Argentina, en Oita, al Sur de Japón.

En las semifinales, el próximo sábado, los ingleses se medirán con Nueva Zelanda, que derrotó a Irlanda por 46-15, en Tokio.

La pelea arriba por la pelota
La pelea arriba por la pelota Crédito: @rigbyworldcup

Ausente en las semifinales de las dos últimas ediciones en 2011 y 2015 (torneo realizado en su país y en el que no pasó la primera rueda), el XV de la Rosa dominó claramente a los australianos, anotando 4 tries y aprovechando el buen pie de su capitán Owen Farrell, autor de 20 puntos. Sin dudas, la revolución inglesa está a pleno después del fracaso en el Mundial efectuado hace cuatro años. A partir de entonces, con la conducción del australiano Eddie Jones, otra fue la historia. Y lo está demostrando en Japón 2019.

Los mejores momentos

Privados de su último partido de la etapa de grupos contra Francia el 12 de octubre por el paso del tifón Hagibis, los ingleses, que ganaron el Grupo C que también integraron los Pumas, se impusieron en todas las áreas y sacaron provecho de las muchas faltas de los Wallabies.

La fiereza defensiva de Inglaterra
La fiereza defensiva de Inglaterra Crédito: @rigbyworldcup

Los tries de Inglaterra fueron marcados por el wing Jonny May, a los 15 y 21 minutos del primer tiempo; en el segundo período también apoyaron el pilar Kyle Sinckler, a los 6 minutos, y el otro wing, Anthony Watson, a los 36. El apertura Owen Farrell completó con 4 penales y 4 conversiones. Por el lado de Australia, el wing Marika Koroibete anotó el único try, a los 3 minutos del segundo tiempo. El apertura Christian Lealiifano convirtió los otros puntos, mediante 3 penales y una conversión.

Australia, finalista de la edición de 2015, vendió cara su piel antes de derrumbarse al inicio de la segunda mitad. La selección capitaneada por Michael Hooper trató de rebelarse contra la condición de favoritos de los ingleses.

Los Wallabies comenzaron mejor cada parte, especialmente la primera, y se mostraron muy disciplinados (tan solo un penal concedido en la primera parte, 5 en total, por los 8 de Inglaterra). Pero les faltó, entre otras cosas, un apertura capaz de marcar diferencias, luego de la discreta actuación de Christian Lealiifano, sustituido en el minuto 53 por Matt Toomua.

Todo lo contrario que el apertura inglés Farrell, quien estuvo imperial y selló el triunfo de los suyos con sus 20 puntos y un 100% de efectividad en lanzamientos con el pie (8/8), resarciéndose de su mala noche contra la Argentina en un partido de la etapa de grupos.

Pese a empezar mejor el encuentro, los australianos no obtuvieron una gran recompensa luego de 12 minutos (3-0), y los ingleses no tardaron en reaccionar, aprovechando sus opciones y posando dos tries en apenas tres minutos de la mano de Jonny May.

El conjunto de Eddie Jones se hizo con el control del partido para no soltarlo más, aunque los Wallabies se acercaron a solo un punto (17-16) con un try de Marika Koroibete (43).

Pero el XV de la Rosa no se desesperó y en el minuto 66 ya contaba con una ventaja definitiva (30-16), que amplió posteriormente con un cuarto try obra de Anthony Watson (76).

"Hemos hecho lo que teníamos que hacer. Hemos tomado ventaja y Australia ha lanzado todas sus fuerzas a la batalla", declaró Owen Farrell al terminar el encuentro.

"Ha ganado el mejor equipo, es así", admitió el seleccionador australiano, Michael Cheika.

La alegría de los ingleses tras vencer a Australia
La alegría de los ingleses tras vencer a Australia Crédito: @rigbyworldcup

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.