Patricio Fernández Fiant, la joya perdida del rugby profesional argentino

Era señalado como el sucesor de Juani Hernández, pero eligió irse a Clermont, para "dar un salto de calidad"; ve lejano su sueño Puma
Era señalado como el sucesor de Juani Hernández, pero eligió irse a Clermont, para "dar un salto de calidad"; ve lejano su sueño Puma
Agustín Monguillot
(0)
2 de marzo de 2017  

El Pato Fernández Fiant, con la camiseta de Clermont
El Pato Fernández Fiant, con la camiseta de Clermont Fuente: AFP

Apenas tenía 18 años, pero Patricio Fernández Fiant ya era tema de conversación en el rugby argentino. Se hablaba de un rosarino que jugaba de apertura y la rompía en los Pumitas . Que tenía destino Puma se descontaba y más de uno lo señalaba como el sucesor de Juan Martín Hernández.

Pero ese debut tan anunciado se fue postergando. El Pato había sido figura en dos mundiales U20 -uno como capitán- y tenía experiencia en Pampas, Argentina XV y el seleccionado de Seven, pero no encontraba su lugar. Mientras, varios de sus compañeros de ruta (Pablo Matera, Tomás Lavanini, Facundo Isa y Santiago Cordero, por nombrar algunos) empezaban a ser convocados por el entonces flamante head coach de los Pumas, Daniel Hourcade.

Un día le sonó el teléfono, con un llamado desde Francia. Y en noviembre de 2014, Fernández Fiant firmó con Clermont y salió del sistema de Alto Rendimiento de la UAR, que en ese momento se preparaba para desembarcar en el Super Rugby con Jaguares. "Sentía que había tocado techo en la Argentina y que estando afuera iba a dar el salto de calidad", confiesa Fernández a La Nacion. A los 22, el ex jugador del Jockey de Rosario es una de las apuestas de uno de los clubes grandes de Europa, pero no puede ser convocado por jugar en el Viejo Continente.

-¿Por qué tomaste la decisión de irte a Europa?

-Puse muchas cosas en la balanza. Se hablaba mucho de mí, de que iba a jugar en los Pumas. Veía que muchos de mis amigos ya estaban y a mí no me convocaban, por eso sentía que había cosas que no estaba haciendo bien y que necesitaba dar un salto de calidad, hacer ese clic. Si bien no estaba lejos de jugar en los Pumas, era un momento complicado porque había jugadores de gran nivel en mi puesto.

-¿Cómo resultó la adaptación?

-Me costó. Pasé de jugar en un club amateur a estar entrenando con Morgan Parra (medio scrum de Francia). Ahora estoy bien, contento. Es un club que busca ganar títulos.

-¿Qué fue lo que más te costó?

-La lengua. No había tenido francés en la escuela, así que estaba un poco desorientado con eso. Me entrenaba con el grupo profesional, pero no jugaba por el lenguaje y porque tenía que aprenderme todos los movimientos del club.

-¿Cómo te describís como jugador? ¿Cuáles son las virtudes y los defectos que te marcan?

-Es jodida esa pregunta. Me gusta jugar con la pelota en la mano y atacar mucho la línea. Siempre se me criticó la defensa y es algo en lo que estoy haciendo hincapié. Obviamente me están dando mucha bola en el juego con el pie, porque si bien me gusta atacar, hay momentos que tenés que poner el juego en campo contrario y que los rivales hagan el esfuerzo.

-¿Cómo tomabas que se dijera que eras el sucesor de Hernández?

-Un jugador, quiera o no, siempre escucha algún que otro comentario que hace la gente, pero trato de no apoyarme en eso porque quizá te ponés presión y eso hace que las cosas no te salgan bien. Hernández hay uno solo, es mi ídolo y trato de imitarlo, pero siempre trato de hacer lo mejor para mí y mi equipo.

-¿Te llamaron para ir a Jaguares? ¿Hablás con los jugadores?

-Tuve contactos con la UAR, pero fueron después de que había firmado mi primer contrato acá y cuando renové hace poco también. Hablo seguido con algunos de los chicos. Tengo muy buena relación con Juli Montoya, pero sabe que renové y que es complicado que me vaya ahora.

-De mantenerse la cláusula, recién podrías jugar en los Pumas después del Mundial de 2019...

-Estoy al tanto y por eso no quiero volverme loco, más allá de que sea un sueño. Si esa regla cambia algún día, va a ser para los que tengan caps o un Mundial jugado, lo que tampoco es mi caso. Lo veo muy lejos.

-Cuando te fuiste a Clermont, Hourcade dijo que te tenía en carpeta. ¿Hablás con él?

-No, con Hourcade no tengo diálogo. Si bien me contactaron de la UAR, no fue él. Te soy sincero: me muero por jugar en los Pumas, pero sé que esa chance está muy lejos. Entiendo que quieran retener los jugadores, pero creo que todo rugbier que juega afuera y hace las cosas bien se merece una chance de representar a su país.

El caso Isa y el revuelo que sigue

Si hay un tema que moviliza por estos días al rugby argentino es el caso de Facundo Isa . La UAR rescindió el vínculo con el octavo al conocer que arregló con Toulon para la próxima temporada. Fernández Fiant, que fue compañero del santiagueño en los Pumitas, dijo: "Hizo ruido porque es un jugador muy importante para los Jaguares y los Pumas. La UAR no lo pudo retener, pero la decisión siempre es del jugador. Es el que va a hacer lo que quiera para su futuro", dijo el rosarino, que critica el revuelo generado: "No quiero ser grosero, pero hay mucho boludo que habla de lo económico y lo económico. Yo no tengo idea de cuánto gana un jugador de los Jaguares y cuánto uno de Europa. Yo sólo me enfoco en mí".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.