En deuda: los Jaguares tuvieron un mal partido y cayeron como locales ante Stormers por el Super Rugby

Fuente: Reuters
La franquicia argentina cayó 13-8 ante el conjunto sudafricano, que en el primer tiempo fue ampliamente superior; previo a la gira por Nueva Zelanda y Japón, el equipo de Raúl Pérez deberá mejorar varios aspectos para un tramo complicado del campeonato
Tomás Bence
(0)
26 de marzo de 2016  • 09:01

La cuenta de ganar como local sigue pendiente para los Jaguares. El equipo argentino, como hace siete días ante Chiefs, cayó frente a Stormers . El conjunto sudafricano se impuso 13-8 en la quinta jornada del Super Rugby, la última antes de la gira por Nueva Zelanda y Japón que el combinado nacional afrontará desde el domingo por la noche.

Un manojo de errores fue el equipo argentino en los 80 minutos que disputó ante el conjunto sudafricano. Más allá de los errores defensivos, que fueron muchos, fueron superados también en las obtenciones del line y scrum, un arma que había sido fundamental en otros partidos. Hoy sintieron la experiencia de Stormers, acostumbrados a jugar este tipo de batallas en el Super Rugby.

Son muchos los aspectos que deberá mejorar los Jaguares, que de cuatro partidos en el torneo, ganaron sólo uno. Sin dudas que la cuestión disciplinaria será un tema central para el conjunto de Raúl Pérez . Al igual que en los tres partidos anteriores, hoy volvió a ver una amarilla - Nicolás Sánchez - pero a la hora de defender, la gran cantidad de penales en el primer tiempo -10 de los 12 del partido- significaron un retroceso para lo que había mostrado en otros duelos.

Lo cierto es que, pese al mal primer tiempo, Jaguares demostró una vez más que algo en lo que no cederá es en la entrega. El ADN Puma se ve reflejado cada fin de semana con la franquicia argentina que hoy encontró allí la esperanza para siempre estar cerca en el marcador. Encontró un try en el final del primer tiempo que le permitió no alejarse en el marcador. La derrota por cinco puntos le permite sumar un punto bonus defensivo, por perder por siete o menos.

Desde mañana afrontarán uno de los momentos más complicados del campeonato. Viajarán el domingo por la noche a Nueva Zelanda para afrontar allí tres partidos (Bulls, Hurricanes y Crusaders), más el viaje a Japón para medirse con Sunwolves.

Fuente: Reuters

El partido. El desconcierto de los Jaguares en el primer tiempo fue tal que, a los 22 minutos, sufrió una amarilla y jugó buena parte con uno menos. Nicolás Sánchez, el número 10, volvió a ser amonestado en este Super Rugby. Pero defensivamente el equipo no encontró el rumbo. Stormers lo atacó y Jaguares respondió con errores. Fueron en total 10 penales (12 en todo el partido) en esa primera parte donde el equipo sudafricano, además, recibió un try -del fullback Kolbe- y dos penales en contra.

Sólo por la entrega del combinado argentino, que no se dio por vencido ni cuando, durante 40 minutos, fue superado en todos los rincones de la cancha. Había descontado con un penal de Sánchez, pero cuando la chicharra había sonado y era cuestión de perder la pelota para que se termine, Sánchez quebró dos veces la marca y De la Fuente apoyó, con un poco de suspenso. Fue 8-13 en esa primera parte, un resultado accesible para lo que fue el trámite del partido.

En el segundo tiempo los Jaguares salieron con mayor determinación. A tal punto que en las dos primeras jugadas tuvieron situaciones claras para marcar. A medida que pasaron los minutos y los cambios fueron sucediendo en ambos equipos, fue el argentino el que encontró mayor dominio del campo y de las situaciones. Mejoró su aspecto defensivo -apenas dos penales en ese tramo del partido- pero sin la profundidad necesaria para acercarse en el marcador. Avanzó en el terreno y en el dominio de la pelota, pero no supo ni encontró los caminos para lastimar a su rival que hizo de la defensa un culto. Demostró allí toda la experiencia que tiene en este difícil campeonato, en el que los Jaguares están haciendo sus primeras armas.

Sin embargo los minutos pasaron y todo se hizo en función a lo que propuso Stormers. Enfrió el partido, casi no dejó jugar al conjunto argentino que desperdició los dos penales que tuvo para patear, uno de Nicolás Sánchez y otro de Santiago González Iglesias . Así el marcador no se movió, se mantuvo igual que en el final de la primera parte.

Los Jaguares volvieron a perder como locales. La caída sin dudas será una señal de alerta, no sólo por los errores defensivos de la primera parte, sino también por el poco juego que encontró en el segundo tiempo, cuando supo dominar en el terreno.

tb/gs

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.