Se retiró Oscar, una gloria del basquetbol brasileño

(0)
26 de mayo de 2003  • 16:36

RIO DE JANEIRO.- Oscar Schmidt, el máximo anotador del basquetbol mundial y la mayor gloria de ese deporte en la historia de Brasil, anunció hoy su retiro, a los 45 años y luego de una carrera espectacular en la que convirtió 49.703 puntos.

El mayor hito en los 33 años de carrera deportiva de Oscar fue en 1987, cuando conquistó el Panamericano con la camiseta verde y amarilla venciendo en una recordada final a los dueños de casa, Estados Unidos, en Indianápolis.

"A partir de hoy pueden llamarme ex jugador de basquetbol. Estoy anunciando mi retiro con mucha serenidad, pero también con mucha tristeza", dijo Oscar, durante una conferencia de prensa, en Río de Janeiro.

"Me gustaría seguir jugando hasta el final de mi vida, pero, eso no es posible", agregó Oscar, quien, emocionado, interrumpió varias veces la entrevista colectiva.

"Mano Santa", como lo conocen los aficionados, deja las canchas con el mayor número de puntos en la historia del basquetbol mundial y con otro récord expresivo: jugó cinco Juegos Olímpicos, una marca sólo igualada por el australiano Andrew Gaze y el portorriqueño Teófilo de la Cruz.

Su club preferido, Flamengo, anunció que ningún otro jugador volverá a utilizar la camiseta número 14 en honor al ídolo.

"Este es el mayor homenaje que un jugador puede recibir. Ustedes verán jugadores mejores que yo, pero estén seguros de que ningún otro entrenó tanto como yo. Me entrené para ser el mejor del mundo, pero no lo conseguí", señaló a los periodistas.

Oscar dijo que "el pasaje más bonito de mi vida fue haber jugado en la selección brasileña. Pero, dos momentos muy emocionantes fueron jugar al lado de mi hijo, Felipe, y haber sido campeón el año último, a los 44 años".

El ídolo brasileño agregó que "el último partido de mi vida fue el 14 de mayo en el Campeonato Brasileño número 14. Es un bello día para terminar mi carrera".

Aún en el último torneo nacional de su vida, Oscar fue el goleador.

Sobre su futuro, Oscar sostuvo que no tiene muchos planes. "Sólo sé que quiero continuar dando charlas en Brasil. Aunque también me gustaría crear un centro de entrenamiento de basquetbol para que todos los niños y jóvenes puedan practicar este deporte".

Oscar había anunciado su retiro en 2002, pero cambió de idea luego de involucrarse en una pelea durante un partido. Es que un ídolo de su espesor no podía irse con esa imagen.

En el basquet, Oscar dio sus primeros pasos en Brasilia, a los 13 años y a los 19 ya integraba la selección brasileña.

Durante la conferencia de prensa, Oscar agradeció a todos los técnicos que tuvo en su extensa carrera, con menciones especiales a Ari Vidal, quien comandó la selección campeona en Indianápolis; Flor Melendez y Miguel Angelo da Luz, su último entrenador en Flamengo.

Fuente: ANSA

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.