Con un sabor diferente

Bartolomé Mitre
(0)
6 de septiembre de 2001  

NUEVA YORK.- Tiene un gusto más que especial disfrutar un torneo de este tipo con el agregado de una actuación notable de un jugador argentino, como la que desarrolló en estos días Mariano Zabaleta. Su trabajo en Flushing Meadows fue magnífico, más allá de que en ciertos pasajes del match de ayer con Marat Safin no desplegó totalmente su juego. Claro, el defensor del título es de otra talla y ésa fue una diferencia que finalmente selló la despedida del argentino.

Zabaleta se mostró muy contento pese a su eliminación. Tuvo una mirada positiva a la hora de hacer el balance al señalarnos que su intención es jugar con "monstruos como Safin". El tandilense fundamentó sus declaraciones con un concepto básico para evolucionar en el deporte profesional: para mejorar es necesario medirse permanentemente con los mejores. Y Zabaleta, luego de la recuperación que mostró aquí, debe enfrentarse otra vez con esta clase de tenistas para volver a insertarse entre los mejores del mundo. Y aquí compobó que puede volver a concretarlo.

Safin también luce una gran recuperación, sin rastros de las lesiones que le impidieron tener buenas actuaciones en la primera parte del año. Más allá de la capacidad de su tenis, el tercer cabeza de serie, tras vencer a Zabaleta, nos mostró una fuerte dosis de humilidad. Sobre el final de la conferencia de prensa nos confesó que pensaba quedarse en el estadio hasta el final de la jornada. "Van a jugar Sampras y Agassi. Y cuando ellos juegan hay que quedarse para aprender", comentó.

Coincidimos plenamente. Pese a que algunos colegas norteamericanos lo señalan como "terminado", Pete Sampras viene concretando estupendas actuaciones, con un pico fantástico ante Patrick Rafter. Y Andre Agassi, el otro notable de estos tiempos, no cedió su servicio en todo el torneo.

Para el final quiero dejarles un concepto de Gustavo Kuerten. El domingo por la noche, el brasileño ratificó por qué es el mejor de estos días, al dar vuelta un partido espectacular ante el bielorruso Max Mirnyi. Pienso que el vencedor del US Open surgirá entre Kuerten, Sampras y Agassi. Ojalá que se pueda cumplir mi deseo. Por el bien del tenis y de un certamen que año a año no deja de sorprendernos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.