Córdoba Open: cómo hizo el torneo para evolucionar en medio de la delicada situación económica

Las sesiones nocturnas del Córdoba Open contaron con buena concurrencia.
Las sesiones nocturnas del Córdoba Open contaron con buena concurrencia. Crédito: Prensa Córdoba Open
Agustín Monguillot
(0)
9 de febrero de 2020  • 16:48

CÓRDOBA.- Desafío superado. El Córdoba Open continúa haciéndose un nombre propio en el circuito ATP pese a los contratiempos. No pudo convencer a un top ten, pero tuvo un cuadro más que competitivo en cuanto a nombres y ranking. Pero lo más importante es que creció en cantidad e ingresos de sponsors y, afirman, en asistencia de público. Todo esto en un contexto difícil por la delicada situación económica del país, lo que no es un dato menor.

"Si bien es un evento que tenemos que invertir, que es una apuesta, estás posicionando un evento a futuro y tenés que dar muy buenos servicios, tratamos de generar un evento muy equilibrado, siendo responsables con los costos y haciendo un buen trabajo en promoción y ventas", describe el director del torneo, Mariano Ink. Donde más crecimiento se observó fue en la cuestión comercial. "Nos fue mucho mejor. Crecimos muchísimo", dice Mariano Lavalle, director de Ventas Publicitarias de Torneos, la empresa organizadora del evento. En la primera edición tuvieron que salir a buscar auspiciantes con muy poco margen porque les aprobaron el torneo después del US Open, en septiembre. Esta vez tuvieron un año y la demostración de que funcionó. El torneo mantuvo a los sponsors que estuvieron en la primera edición y sumó otros seis.

"Los clientes buscan experiencias y el Córdoba Open cierra por todos lados", opina Lavalle. El predio ofreció un amplio espacio con stands de los diferentes sponsors. Se podían encontrar desde indumentaria y productos de tenis hasta monopatines eléctricos. Los food trucks tuvieron muy buenas ventas. ¿Los precios? No tan accesibles: una hamburguesa o un lomito completos con papas fritas se vendían a 400 pesos y una gaseosa, agua o café, a 100 pesos. Algo que distinguió al certamen 2020 en este rubro fue que incorporó el concepto "Dog Friendly", que permitía al público entrar en el Kempes con sus perros.

El público fue otro punto donde los organizadores notaron un crecimiento. Las tribunas estuvieron más vacías que llenas en los primeros días, algo típico en este tipo de torneos. Es cierto que las lluvias recurrentes durante toda la semana también jugaron su papel. La excepción, claro, fueron los partidos de los cordobeses Juan Ignacio Londero, el más apoyado por la gente en toda la semana, y Pedro Cachín. La foto cambió a partir del viernes, cuando entraron en vigor los abonos de los tres días, que tenían un valor de entre 2623 y 5971 pesos, según la ubicación. "Creemos que vamos a crecer un 10%. Nuestro piso fue de 35.000 asistentes el año pasado. Este año lo vamos a superar", se entusiasma Ink.

Desde su creación, el torneo no pudo contar con un top ten en su cuadro. Tampoco los desvela. "Este año tuvimos una lista muy compacta y de alto nivel, más allá de que no vino un top ten. Diego (Schwartzman, 14° ATP) encabeza la lista y hoy es figura a nivel mundial. Si lo comparás con los otros ATP 250, estamos entre los mejores", asegura Ink. Los cambios en el calendario hicieron que el torneo quedara pegado al Abierto de Australia. Eso dificulta aún más la tarea de seducción porque proyectan llegar a la segunda semana. "Con Berrettini estuvimos muy cerca de que venga a jugar. Teníamos medio hablado con él de que, si perdía temprano, venía", agrega.

El italiano, número 8, sí había confirmado su presencia en el ATP de Buenos Aires, al igual que Dominic Thiem, pero ambos se terminaron bajando por razones diferentes y dejaron huérfanos de top ten al torneo en su vigésima edición, que comenzará este lunes. Thiem, dos veces campeón en el Argentina Open, llegó a la final de Australia y optó por quedarse en Austria para descansar, mientras que el italiano adujo una lesión. Esto despertó algunas críticas hacia la organización porque promocionó el certamen con sus figuras. Ink se solidariza con el otro ATP 250 del país: "El primer perjudicado es el torneo en sí mismo. El torneo hace la gestión previa para que cuente con el jugador y lo promocione y demás, es durísimo que no venga. Esto es tenis y el que compra un ticket sabe que el jugador se lesiona".

Una vista de las tribunas tubulares en el predio del estadio Mario Kempes.
Una vista de las tribunas tubulares en el predio del estadio Mario Kempes. Crédito: Prensa Córdoba Open

Por lo pronto, pareciera que el Córdoba Open tiene un muy buen margen de crecimiento. Tiene un contrato por diez años firmado con la ATP, prorrogable por otros diez. El máximo objetivo es la construcción de un estadio propio (tendría capacidad para 6000 personas) y dejar de montar la estructura de tribunas tubulares, que tiene un costo muy alto. Para eso, tendrán que hacer una inversión grande. "Vamos paso a paso. Tenemos el sueño de generar un estadio, pero el último año y medio del país hace que seamos más cautos con el tema. Torneos es una compañía que cuando se mete en algo, lo hace a largo plazo. Y el gobierno de Córdoba también", explica Ink. El deporte es una herramienta de posicionamiento muy fuerte para la política cordobesa. La última muestra es que el Kempes será sede de la final de la próxima Copa Sudamericana.

Lo concreto es que el Córdoba Open se consolidó en su segundo año de vida. Ink no reniega del contexto: "Hay una frase hecha que dice: 'Toda crisis es una oportunidad'. Nosotros la hemos tomado literal. Es una oportunidad para hacernos fuertes porque si crecemos en crisis, vamos a crecer más sostenido".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.