El equipo argentino de Fed Cup se vistió de gala y espera confiado el choque con España