Guido Pella y Juan Mónaco tuvieron un rápido adiós en Gstaad tras el triunfo en la Davis