La bronca de Charly Berlocq contra una línea áerea y su reclamo por las redes sociales

Fuente: AFP
(0)
23 de agosto de 2019  • 11:32

No es la primera vez que pasa. Una y otra vez se escuchan y se leen quejas de los deportistas respecto de la pérdida de sus equipajes. Lógicamente, los argentinos son viajeros frecuentes en pos de afrontar competencias internacionales. Llevan consigo varios bultos antes de abordar un avión que los depositará en el lugar de la acción.

Con bastante continuidad hacen tramos largos, y esas vueltas por el mundo hacen que sus pasos por los aeropuertos sean a veces prolongados. Así, al momento del despacho de equipaje, puede quedar algo pendiente. El último en alzar la voz fue el tenista Carlos Berlocq, quien en su conexión Estados Unidos-España, perdió su bolso con las raquetas.

El oriundo de Chascomús expuso en sus redes sociales la pérdida de su raquetero por parte de la línea aérea British Airways. El jugador denunció la demora en la entrega de su bolso con todas sus raquetas (el cual le obligaron a despachar por políticas internas), luego de arribar a Palma de Mallorca desde Nueva York. Berlocq perdió, con este retraso, un día de entrenamiento de cara al Challenger Rafael Nadal, que comienza en tres días.

En lo que va del año, habían sido tres los deportistas que tuvieron inconvenientes con sus equipajes días previos a la competición. En este último tiempo, el primero fue Gustavo Fernández, el tenista quien en las vísperas del Abierto de Australia 2018 denunció a la aerolínea Air New Zeland por la pérdida de su silla de ruedas.

Este año la primera en alzar la voz fue la esgrimista Belén Perez Maurice, quien expuso a Air France por la pérdida de todo su material de competición en la previa a los Juegos Panamericanos, participación que estuvo en riesgo ya que no tenía los sables y la indumentaria. Finalmente, la argentina pudo participar y alcanzó la medalla de plata de su categoría.

Otro caso más llamativo fue el del ciclismo Maximiliano Richeze, quien se perdió la posibilidad de participar en la carrera Madison (su lugar fue ocupado por otro argentino) a causa de un retraso que entorpeció todas sus conexiones aéreas.

Richeze denunció a Air Europa ya que su primer vuelo se retrasó, lo que hizo que pierda la conexión del segundo, al que casi no pudo subirse porque estaba sobrevendido. Arribó a Lima con dos días de retraso y se sumó que su bicicleta nunca llegó. Finalmente, para su alegría, el ciclista pudo llevarse la medalla de oro en la prueba de ciclismo de ruta.

Más atrás en el tiempo, hace tres años, Emiliano Grillo tuvo un gran dolor de cabeza a la espera de su bolsa de palos para jugar al golf en los Juegos Olímpicos de Río 2016. Finalmente, los hierros llegaron poco antes de la primera vuelta.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.