Lo que dijo el uruguayo Cuevas después de ganar el torneo de San Pablo con un saque de abajo

Cuevas y su explicación tras la curiosa definición en San Pablo
Cuevas y su explicación tras la curiosa definición en San Pablo
El tenista oriental explicó por qué utilizó un golpe inusual para ese tramo del encuentro
(0)
7 de marzo de 2017  • 07:25

Sacar 'de abajo', por debajo de la cintura, y no por encima del hombro, es una acción inusual dentro del tenis, pero permitida claramente por el reglamento. Sucedió alguna vez con Michael Chang y también con Martina Hingis, en finales de Roland Garros, nada menos. De esa manera, el uruguayo Pablo Cuevas arriesgó y ganó en su cuarto match-point para conquistar por tercer año consecutivo el torneo ATP de San Pablo, en el que batalló durante casi tres horas para ganarle a Albert Ramos Viñolas por 6-7 (3-7), 6-4 y 6-4, en un partido que comenzó a jugarse el domingo por la tarde, fue postergado después del primer set por lluvia al lunes, y debió ser reprogramado durante varias horas hasta su culminación.

Respecto de la forma inesperada en la que comenzó el último punto del partido, Cuevas dijo luego de la final: “Estaba haciendo muchas doble faltas durante el partido [terminó con 12], e incluso en ese mismo game saqué muy despacio en un par de segundos saques".

"Después de fallar el primero, pensé que tenía muchas posibilidades de hacer una doble falta más, y empecé a analizar la posibilidad de sacar de abajo. Por un segundo pensé que era una cosa que no debía hacer, pero tampoco quería hacer más doble faltas, así que me dejé de analizar tanto y saqué así", amplió el jugador nacido en Concordia, Entre Ríos, y radicado en Salto.

Cuevas, además, habló sobre lo que significó para él jugar una final que comenzó un domingo por la tarde y concluyó casi en la noche del lunes: "Nunca había postergado tanto una final. Sí recuerdo que en mis comienzos en el tenis profesional, en Rumania, en una semana llovió de lunes a jueves y entonces los primeros tres partidos los jugué en sets a cuatro games. Fueron tres partidos en un mismo día, y si estábamos 3-3 íbamos a tie break. Fue una cosa rarísima”.

El uruguayo habló también de la tensión por tantas horas de espera: "Nunca me había pasado y se siente mucho esa tensión, sobre todo porque no sabés cuándo va a parar la lluvia. No es que me dijeron a las 12 del mediodía que a las 18 iba a parar la lluvia. Cada dos horas empezaba a entrar en calor, y así fue tres o cuatro veces. Se va estirando y eso te va consumiendo un poco las energías".

Del otro lado, Ramos Viñolas no hizo referencias a la jugada que definió el encuentro y comentó: "Intenté estar tranquilo durante todo el tiempo que esperamos, pero no conseguí jugar en el mismo nivel del domingo. Tuve muchas chances con él sacando 15-40, varios break-points, pero no fue mi día, me voy decepcionado por mi nivel, no estuve a la altura de lo que hice en los últimos meses, aunque creo que mi gira sudamericana fue buena". El español, además de llegar a la final en San Pablo, fue semifinalista en Quito y Río de Janeiro, y alcanzó los cuartos en Buenos Aires.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.