Messímetro. Tiro libre... y un show de celulares