Triple Corona: las curiosas historias detrás de los grandes ganadores de la tarde de Palermo

American Tattoo (foto) y Summer Love ganaron las Pollas y Tiger Feet obtuvo el GP San Martín y el torneo Oro Verde
American Tattoo (foto) y Summer Love ganaron las Pollas y Tiger Feet obtuvo el GP San Martín y el torneo Oro Verde Fuente: LA NACION - Crédito: Carlos Lares
Carlos Delfino
(0)
1 de septiembre de 2018  • 23:59

Un potrillo al que no se lo quería comprar de ninguna manera en el remate, una potranca que quedó en manos de su criador porque era distinta a todas las que habían nacido en su campo y un caballo que dio el alto de calidad justo cuando su dueño se lamentaba por la lesión del campeón que tenía. Esas son las historias que conviven con American Tattoo y Summer Love, los vencedores de las Pollas de Palermo, este sábado, en el comienzo de la Triple Corona, y con Tiger Feet, que se quedó con el Gran Premio General San Martín, el otro Grupo 1 de una tarde a la que acompañó el clima tanto como el público, que aprovechó los intervalos entre carrera y carrera para disfrutar de los espacios de recreación, la muestra de arte de Horse Parade y los locales de comida colmados en lo que suele ser el estacionamiento.

American Tattoo le dio la razón a Gustavo Calvente. Por el concepto que el jockey tenía del potrillo y porque, según reconoció su dueño, Roberto Vignati, él lo incentivó a comprarlo en un remate del haras La Pasión al que el titular de la caballeriza Juan Antonio había llegado con una premisa: "No compro más hijos de Not for Sale". Del lote que estaba a la venta, asegura, no pudo quedarse con ninguno de los que le gustaban. "No me había ido bien con ese padrillo y arranqué la página del catálogo en la que estaban los dos que ofrecían. Cuando salió al ring American Tattoo no subían mucho las ofertas y me llamó la atención. Gustavo me dijo que le gustaba, hice un solo tiro y me lo quedé. Más tarde, apareció Grecko, el otro, y me dijo que con el físico que tenía iba a ganar todas las de velocidad", recuerda Vignati sobre aquel 27 de abril de 2017. Casi un año y medio después, American Tattoo salió adelante en la Polla y resistió la presión de As del Paraíso, primero, e Imagen de Roma, su escolta desde cuatro cuerpos, en el final. Grecko es el último ganador del Estrellas Juvenile, de la misma categoría, en junio pasado, y hoy en Estados Unidos. "Cuando me dijeron vendelo que el otro es mejor no les creía mucho", reconoció el propietario.

Una hora antes, Summer Love se impuso por la misma diferencia entre las potrancas. Fue su segunda conquista en tres carreras, como aquél. Juan Noriega quiso correrla adelante, pero el carácter de Princesa Lake, que mañereaba, fue el primer escollo que encontró. Entonces, el cordobés esperó hasta la recta para dominar y escapar. En pleno festejo, Alberto Stein, su criador en la Leyenda y dueño junto a su esposa Renata, recordó que ellos se dedican "a vender, casi sin excepción, pero cuando la vi junto a la madre era diferente a todas las crías que habían nacido en el campo. Entonces, decidí que la reservemos". Había algo más, lo sentimental, aunque afirma que es casualidad que la abuela de la yegua sea una de las madres fundadoras de la cabaña. "Summer Spirit, su madre, vino en el vientre de Summer Scent; la importamos de Estados Unidos", precisa. La derrota por la cabeza en la salida anterior, el Estrellas Juvenile Fillies, les había dejado la sensación de una de esas carreras que se pierden una vez cada 100 años. Ahora es una anécdota.

La jornada tuvo otro capítulo premium, pero sobre césped. Tiger Feet atropelló abierto y pasó de largo al puntero Llegó Tadián para quedarse con la prueba y con el minitorneo para los galopadores en el que no había estado en el clásico inicial. Por entonces, José Sarquiz se esperanzaba con el regreso de Víctor Security, su campeón millero de 2017, pero el caballo se lesionó un tendón semanas atrás y debió marginarlo del entrenamiento. De pronto, surgió este otro representante del stud Tramo 20, que estaba agazapado, y le dio una alegría a Gustavo Romero, su cuidador, que sigue el legado de su padre Ernesto.

UNA PENA, EN TODO SENTIDO

Roberto Pellegatta, blanco de todas las dedicatorias. Una sanción por 2 años que las autoridades del propio hipódromo que lo suspendió creen que fue un boicot hizo que el entrenador Roberto Pellegatta no pudiera estar ayer en Palermo, donde ganaron sus caballos American Tattoo y Summer Love, y necesitó tutores que lo reemplacen. Gustavo Calvente y Juan Noriega, los jockeys ganadores, pusieron el foco en el protagonista omnipresente de la fecha antes que en sus propios trabajos notables. Luego, sí, Calvente subrayó que "American Tattoo aceleró otra vez cuando lo presionaron", y Noriega destacó: "Summer Love no se apuró esta vez, y lo hizo fácil".

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.