Tuvo fuego de ataque, le faltó defender su arco

Carlos Ilardo
(0)
19 de abril de 2016  

Un equipo sin balance

Fue dos equipos en uno Arsenal. La versión de ataque llenó los ojos y alimentó la esperanza, con Sanabria como eje de las triangulaciones, el dueño de la pausa y el toque. Encontró socios en Bazán, Carrera Barbieri y Sánchez Sotelo. La fragilidad de la defensa fue su peor rostro: le llegaron poco y siempre le generaron riesgo.

Se sintió incómodo

El traje de candidato le quedó grande anoche a Arsenal, que tiene cinco partidos para recuperarse del resbalón. Lo tuvo para ganar, pero los nervios, el campo de juego y la impericia de sus futbolistas lo hicieron vulnerable. Estuvo dos veces arriba en el marcador y no lo pudo sostener. La ambición por sumar puntos para no quedar comprometido con el promedio, que fue el mensaje en el arranque del campeonato, lo traicionó ante un rival siempre incómodo y astuto para lastimar.

Bolatti, pura clase

La jerarquía intacta, como en aquel equipo de Huracán que quedará en la historia a pesar de no ser campeón. Mario Bolatti anotó dos goles y derrochó talento.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.