Un argentino en la final de Wimbledon: la historia de Damián Steiner, el umpire de Federer-Djokovic

Fuente: LA NACION
Sebastián Torok
(0)
14 de julio de 2019  • 10:06

LONDRES.- El juez de silla de la final individual masculina de Wimbledon entre Novak Djokovic y Roger Federer es el argentino Damián Steiner, de 44 años y nacido en Villa Crespo. Steiner es un árbitro respetado, con extensa experiencia en el circuito, de categoría Gold Badge (chapa de oro) y recibido de árbitro internacional en 1996. Se desempeña como supervisor y juez de silla en aproximadamente 25 semanas al año y trabajó en más de 50 torneos de Grand Slam. Su participación en Djokovic-Federer marca un hito en el tenis nacional: es el primer argentino en dirigir una final individual de Grand Slam.

Steiner, que dirigió en ocho ediciones de la Copa de Maestros (incluida la final, en 2015 en Londres, ganada por Djokovic frente a Federer), es director del Departamento de Nacional de Arbitraje de la Asociación Argentina de Tenis.

En Roma 2016 tuvo un fuerte cruce con Djokovic, ya que en la final ante Andy Murray empezó a lloviznar y el serbio, que finalmente perdió 6-3 y 6-3, pretendía que el match se detuviera y el argentino entendió que las condiciones estaban dadas para continuar. Cuando Nole estaba abajo en el marcador por 3-6 y 3-4, le dijo al umpire: "¡No quiero jugar! Steiner le respondió: "Tenés que jugar, ya no llueve". Djokovic replicó: "Ahora no llueve, pero estuvo lloviendo durante una hora". Pese a que hubo una ligera lluvia, el partido no se detuvo en ningún momento. Djokovic venía de ser advertido con un warning (advertencia) por el juez argentino, por "abuso de raqueta", ya que el balcánico lanzó la raqueta contra el piso, que rebotó y terminó en la platea, en las manos de un espectador.

Steiner no fue el único árbitro nacional en la edición 2019 de Wimbledon: como jueces de línea estuvieron Alejandro Roldán y Yamila Halle.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.