Ajedrez. Vestigios de resurgimiento sobre el tablero