Ginés González García y el nuevo protocolo de aborto no punible: "Es un instrumento sanitario"

Tras las idas y vueltas durante el final del mandato de Macri, el nuevo ministro de Salud confirmó que mañana se publicará en el Boletín Oficial el nuevo protocolo para la interrupción legal del embarazo; presentará "algunas modificaciones" en relación al publicado en 2015
Tras las idas y vueltas durante el final del mandato de Macri, el nuevo ministro de Salud confirmó que mañana se publicará en el Boletín Oficial el nuevo protocolo para la interrupción legal del embarazo; presentará "algunas modificaciones" en relación al publicado en 2015 Fuente: Archivo
(0)
12 de diciembre de 2019  • 17:28

El ministro de Salud, Ginés González García, presentó esta tarde en Casa Rosada el nuevo protocolo de actuación para los casos de aborto no punible. Dijo que la guía es una "evolución" del que impulsó -y luego anuló- el gobierno anterior. Aseguró que está "actualizado" y que sigue los parámetros de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

"Recién recordábamos el 2007, cuando hicimos la primera guía, el primer protocolo... El primer intento, hoy, es la actualización del protocolo. Ha sido actualizado y va a seguir siendo actualizado", fueron las primeras palabras del flamante ministro sobre la guía de Interrupción Legal del Embarazo (ILE).

"Este protocolo pretende ser una guía para tratar cualquier tipo de patología, y más alguna que está muy protegida por la ley", siguió.

Y se refirió al "combate contra el protocolo en algunas provincias y de parte del propio expresidente". "Esto ha generado confusión e intimidación sobre profesionales que tienen que cumplir con la ley. En esto, pretendemos que el protocolo sirva como lo que es: una guía de procedimiento, que tenga todo el respaldo", sostuvo.

Luego se refirió a la adhesión de las provincias: "Ustedes saben que, en un país federal, mucho depende de que se adhieran las provincias. Ya hay muchas que están adheridas, pero lamentablemente algunas provincias grandes, como Buenos Aires, por ejemplo, no aprobaron el protocolo", añadió.

"Iniciamos un camino de aplicación de la ley y creemos que van a haber organizaciones antiderechos, que van a cuestionar, pero claramente estamos dando un instrumento sanitario, para que se cumpla con el protocolo para personas que lamentablemente están una en situación de interrupción legal del embarazo", expresó.

Luego informó: "El protocolo describe la situación del aborto en la Argentina y en el mundo. Dice cómo se debe proceder, qué deben hacer los equipos de salud, las evaluaciones médicas, cómo es el procedimiento, es bien técnico y sistematizado. Después dice cuál es la bibliografía por el que este texto se valida", agregó.

Consultado sobre los médicos objetores de conciencia, respondió: "Obviamente, somos respetuosos de la objeción de conciencia, pero no puede ser una coartada institucional para que no se cumpla con la ley", sostuvo, en referencia a instituciones sanitarias que buscan declararse como tales. "La ley respeta la objeción, pero no puede quedarse sin respuesta institucional. Hay instituciones que han intentado hacer esto colectivamente y obviamente tienen que hacer lo que dice la ley: tienen que conseguir que se cumpla con la ley".

"Esto no es un combate ni una búsqueda de votos, es cómo se ejercita un derecho y se cumple con la ley", agregó.

También lo comparó con el protocolo que aprobó el entonces secretario de Salud, Adolfo Rubinstein durante el gobierno de Mauricio Macri: "Es una evolución, se introduce algún elemento técnico y es un poco más flexible respecto de cómo se aplica la objeción de conciencia, permitiendo que exista, pero que garantice la ley. Todos los protocolos son similares. Quienes me rodean estuvieron trabajando históricamente en la construcción de los protocolos ajustados al conocimiento científico nuevo y a los cambios de legislación", agregó respecto de sus colaboradoras.

Consultado acerca del límite de edad gestacional, una de las redactoras del Protocolo que acompañaba a García en la conferencia de prensa, dijo: "La normativa argentina no establece un límite de edad gestacional. El protocolo no puede contravenir lo que la normativa indica. Este protocolo está hecho con los mismos estándares de la Organización Mundial de la Salud y los equipos médicos vamos a tener que trabajar como hemos venido haciéndolo", agregó.

Respecto del plazo entre la solicitud de la ILE y el momento de realizarla, se informó que son 10 días. "Mientras esa causal esté en el Código Penal, en diez días debe darse lugar a la práctica", informaron.

García también se refirió a las intervenciones de las Justicias provinciales contra las solicitudes de interrupción de embarazos de menores que fueron víctimas de violación: "Cuando en las provincias se use la Justicia para incumplir con la ley, lo que puedo garantizar, es mi compromiso personal de actuar. No es una cosa fácil, creo que es absurdo lo que pasa. Se usa la Justicia para que no se cumplan las leyes", opinó.

"Esto es una construcción colectiva, pero no es una historia fácil, y no es fácil cambiar la historia. Nosotros estamos decididos a cambiar la historia con muchas cosas más, además del protocolo", finalizó García.

"Mamarracho político"

Tras asumir al frente de la cartera, el flamante ministro había anunciado que una de sus primeras medidas sería la de rever el "mamarracho político" del gobierno anterior, que reglamentó y anuló la aplicación del protocolo de Interrupción Legal del Embarazo (ILE) en cuestión de horas.

Sobre el final del mandato de Juntos por el Cambio, Rubinstein, entonces Secretario de Salud, había oficializado un protocolo de actuación que finalmente fuera revocado por orden del expresidente Mauricio Macri, quien al desautorizarlo se refirió a la "decisión unilateral" que había tomado el funcionario de la cartera sanitaria.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.