Aerolíneas sigue usando más fondos de lo previsto en el presupuesto

Ya utilizó 16% de los recursos que le transfirió el Estado, más que en el mismo período del año pasado; sin embargo, la compañía aérea sostiene que no requerirá partidas adicionales
Pablo Fernández Blanco
(0)
10 de febrero de 2017  

Cuanto gastó Aerolíneas Argentinas y cuándo se sabrá si precisará partidas adicionales

04:16
Video

En vísperas de la Navidad pasada, la salida de Isela Costantini de Aerolíneas Argentinas sorprendió a propios y ajenos. La ejecutiva había llegada a la línea aérea con buenos pergaminos desde la gestión privada, achicó las pérdidas operativas y el déficit, y alzó durante un año la bandera de la reducción de costos sin despidos ni cierre de destinos, pero no le alcanzó para mantener su silla en un contexto de déficit crónico de la empresa.

Un mes después, y con el nuevo presidente, Mario Dell'Acqua , en funciones, los negocios de la compañía parecen ir por el mismo carril que transitaron hasta el año pasado. Según los últimos números del Ministerio de Hacienda, a cargo de Nicolás Dujovne, la línea aérea de bandera usó en lo que va del año $ 500 millones de los recursos que le transfiere el Estado.

Eso representa poco más de un 16% de los $ 3000 millones que tiene disponibles para 2017, según el presupuesto que aprobó el Congreso a fines del año pasado. Si la empresa hiciera un uso cronológico de esos recursos debería haber utilizado poco menos del 10% de los fondos. En otros términos: de continuar con el nivel de gastos que mostró hasta ahora, necesitaría refuerzos en la partida a más tardar en agosto próximo.

La nueva gestión, sin embargo, cree que eso no será necesario porque espera una mejora en sus ingresos por el crecimiento del mercado y ciertas decisiones para mejorar el negocio. El dato cobra mayor relevancia por la importancia que le dio este año el Gobierno a la elaboración del presupuesto. A diferencia de lo que ocurría en el kirchnerismo, que subestimaba los números de gastos e ingresos para tener discrecionalidad en las erogaciones, la administración de Macri busca ceñirse a esas cifras al momento de manejar las cuentas del Estado.

Pese a los números de principios de año, la empresa espera cumplir con las metas acordadas con la Casa Rosada. Voceros de Aerolíneas sostuvieron ante la consulta de LA NACION que la demanda de fondos suele ser mayor en la primera parte del año debido a que la estacionalidad de la venta de pasajes y la cantidad de vuelos requieren mayores egresos en un contexto de baja facturación.

"Es un tema que está validado con el Gobierno, en tanto se estima que durante el resto del año la demanda de fondos será mucho menor, y en línea con el aporte de subsidios estipulado para 2017", explicaron. Y sostuvieron que el año pasado, el 83% de los recursos totales provistos por el Estado en concepto de subsidios se giró en el primer semestre.

Esa tendencia no se corrobora en la comparación del primer mes del año. Por caso, en la sexta semana de 2016, la empresa había usado un 8% de los recursos disponibles.

Aerolíneas dio otra explicación para el crecimiento porcentual en el uso de los fondos. Según sus cifras, registra un récord histórico de pasajeros desde que nació la empresa, con más vuelos, por lo que la operación está demandando fondos adicionales para operar en meses de baja en ingresos.

Además, Aerolíneas asegura que por el crecimiento esperado del mercado y ciertas decisiones de negocio podrá operar este año sin problemas con el monto estipulado de subsidios.

Gestión y presupuesto

"Creemos que los problemas de la aerolínea están en su dirigencia y no en sus gremios", dijo la semana pasada Dell'Acqua. El ex directivo de la empresa y especialista en derecho aeronáutico Diego Fargosi celebró esa frase.

"Está muy bien que se haga hincapié en la gestión, porque hasta ahora se les echó la culpa sólo a los gremios. Creo que este reconocimiento es bueno", sostuvo ante la consulta de LA NACION. Y agregó: "La empresa sigue gastando más de lo previsto porque tiene un accionista con fondos ilimitados, no se gestiona como una empresa privada y no tiene el peligro de ir a una quiebra. Aerolíneas tiene que crecer para perder menos y eso está en la mira de los gestores".

Esas cifras dejan a Aerolíneas Argentinas y el grupo de empresas agrupadas bajo su estructura en un lugar incómodo. Si bien Dujovne inauguró su cargo con la premisa de "mirar finito" en qué está gastando el Estado y ajustar la erogación de recursos, la compañía lidera con comodidad el ranking de gasto entre las dependencias más importantes del Estado. Sólo la supera un programa específico del Ministerio de Desarrollo Social, que usó casi el 18% de sus recursos disponibles, pero con una incidencia mínima en la contabilidad nacional, dado que sólo tiene presupuestados $ 18 millones para todo el año.

La diferencia entre Aerolíneas y otras áreas del Estado que hicieron ajustes es notoria. Por caso, las millonarias partidas destinadas a cubrir los subsidios a la energía eléctrica, que en el kirchnerismo requerían asistencias adicionales de manera permanente, casi no se utilizaron en lo que va del año.

Subsidios a la energía

El programa denominado Formulación y Ejecución de las Políticas de Energía Eléctrica, con fondos por $ 98.363 millones y en la órbita del Ministerio de Energía, que maneja Juan José Aranguren, apenas usó $ 8 millones, un 0,01% de los recursos disponibles.

En parte, eso se debe a que el precio del petróleo está en niveles relativamente bajos en comparación con otras referencias históricas recientes y bajó los valores de productos que importa la Argentina para sostener el sistema de generación eléctrica. Pero también a que las tarifas eléctricas subieron entre 300 y 500% el año pasado y hasta otro 148% desde este mes. Eso llevó a que los usuarios pasen de pagar el 30% de lo que cuesta producir la electricidad hasta aproximadamente un 48% de ese número en la actualidad.

Del otro lado del mostrador, los incrementos en las boletas que pagarán los usuarios le permitirán al Gobierno ahorrar aproximadamente $ 39.000 millones, según sus cálculos, fundamentales para llegar a un déficit fiscal de 4,2% del producto bruto a fin de año.

Claves del déficit crónico de la línea de bandera

Mario Dell'Acqua - Presidente de Aerolineas

Fuente: Archivo

Subsidios, operaciones no rentables y proyectos de crecimiento

Recorte de fondos

La línea aérea de bandera debería recibir este año $ 3000 millones, por debajo de los 4499 millones del año pasado.

Recursos limitados

Con menos fondos, la empresa muestra un uso de los subsidios estatales por encima de lo previsto a esta altura del año.

Sin partidas extra

La empresa sostiene que eso se debe a que esta es una época de escasa venta de pasajes y muchos vuelos, que implican más erogaciones.

Ajuste obligado

Pese a eso, Aerolíneas asegura que cumplirá con la reducción de subsidios a la que se comprometió con el Gobierno.

1,15

Millones de pasajeros

En enero la línea aérea transportó esa cantidad de pasajeros, un record histórico desde la creación de la empresa. En cabotaje aumentó 6,6% la cantidad de pasajeros.

83%

Coeficiente de ocupación

La línea aérea de bandera incrementó el uso de la flota y la cantidad de pasajes vendidos, hasta llegar a un máximo histórico, según los números de Aerolíneas.

Los límites de la política

Del editor

Para buena parte del gobierno de Cambiemos, pasar de las ideas a la gestión política concreta les está resultando más difícil de lo que preveían. Ya lo supieron Alfonso Prat-Gay, en Hacienda y Finanzas, y Carlos Melconian, en el Banco Nación, entre otros, que debieron aprender de golpe los riesgos de aplicar a rajatabla las ideas de desregulación de la economía que habían aprendido en los libros. Shock o gradualismo son dos términos opuestos de un debate que aún se escucha en varios despachos oficiales, y en el que, en general, se tiende a elegir la segunda opción. El caso de Aerolíneas Argentinas no es una excepción. La idea de gestionarla con criterios de eficiencia de una empresa privada no pudo aplicarse en términos estrictos, según lo comprobaron Isela Costantini, primero, y Mario Dell'Acqua, desde diciembre. Más allá de las evidentes mejoras en los números de la empresa gracias a la gestión de la ejecutiva, la empresa aún necesitará del auxilio estatal por un buen tiempo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.