Burbujas para pocos

Los buenos champagnes de Francia se consiguen aquí por más de $ 1000; los cavas españoles, por más de 500
Matías Asconapé
(0)
27 de noviembre de 2011  

Las celebraciones siempre van acompañadas de burbujas. En cada cierre de año se levantan las copas, se brinda y se baila a pura fiesta. A su vez, en cada festejo puede haber un espumante sobre la mesa. Sin embargo, no todas las copas se llenan con la misma marcas.

Existe un pequeño universo hedonista, sofisticado y segmentado dentro del mercado de lujo en el que se compran y se beben vinos espumantes cuyos valores superan los US$ 250. El mercado superpremium, cuentan desde las bodegas, crece cada año. Es decir, cada vez hay más clientes gourmet que están dispuestos a pagar alrededor de 1000 pesos por una botella.

Desde las vinotecas cuentan que los productos suelen adquirirse para regalos especiales o para degustaciones. "Es un mercado de 35 años para arriba. Son clientes de buen paladar y poder adquisitivo que quieren pasar un buen momento o hacer un regalo", describen en la vinería Winery.

La razón que explica los precios es el prestigio escondido detrás de cada etiqueta. "Una marca de lujo no es un tema de precio. El champagne francés cuenta con tres siglos de historia detrás de cada producto", sostiene Ezequiel Acosta, manager de marca de vinos de Bodegas Chandon.

Cada región tiene sus propios secretos. Sin embargo, a la hora de hablar de espumantes todas las miradas se posan en Francia.

En casi todos los sitios donde se producen espumantes se utiliza el método francés, cuya autoría se atribuye al monje benedictino Dom Pérignon, que lo habría inventado en el siglo XVII. "Dom Pérignon es un icono. Es el padre espiritual del champagne, un visionario", sostiene Acosta.

Hasta hace unos años se le decía champagne a cualquier espumante en el mundo, hasta que las autoridades de Francia prohibieron el uso del nombre a productos que no fueran de esa región de su país. Así, se distinguió al champagne galo de cualquier cava, espumante o sparkling wine .

En vinotecas y restaurantes se puede conseguir una botella de Dom Pérignon por $ 995. Comparte la góndola con el Terrier Jouet, a 1086; el Taittinger Comtes de Champagne, a 1590, y el Cuveé Louise Pommery, a 1350.

La denominación de origen cava proviene de diversas zonas de España en donde se produce el vino espumoso de sello ibérico y cuya mitología describe como el único vino capaz de hacer más bella a una mujer después de haberlo bebido. Entre los más destacados que se venden en el mercado local está el Gramona Brut, cuyo precio es de 995, así como también el Argent Rosado, cuyo valor ronda los 550.

A contramano de otros productores, los italianos tienen su propio método que es menos costoso que el francés. Entre otros productos en el mercado nacional se vende el lujoso Prosecco Bottega Golda, cuya botella dorada ronda los $ 300.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.