Calificada: la mano de obra que más se busca

La expansión tecnológica en el sector agropecuario implica mayor requerimiento de personal capacitado; hoy, la demanda de esa fuerza laboral supera la oferta
La expansión tecnológica en el sector agropecuario implica mayor requerimiento de personal capacitado; hoy, la demanda de esa fuerza laboral supera la oferta
(0)
3 de abril de 2010  

Conducir una cosechadora de máxima tecnología; elegir la mejor semilla y el fertilizante más efectivo; aplicar con precisión la dosis de agroquímico; manejar eficientemente un rodeo y tener capacidad de mando de personal son todas tareas que no son aptas para improvisados. Por el contrario, el sector agropecuario demanda cada vez más mano de obra calificada.

Y esto también sucede en la agroindustra, sector que busca los mejores representantes técnicos de ventas para sus productos, desde un híbrido hasta una maquinaria agrícola.

En consecuencia, a la hora de elegir el recurso humano los empresarios agropecuarios y agroindustriales orientan su búsqueda a personas con mayor nivel intelectual, una excelente capacitación laboral y una dilatada experiencia y excelentes referencias.

No es esta, entonces, una cuestión menor en una de las actividades con mayor demanda de mano de obra en el país. "El economista Juan Llach ya señaló que el 35 por ciento de la ocupación de la mano de obra en la Argentina es del campo", recordó Carlos Hubert, director de Educación de la Sociedad Rural Argentina (SRA), en diálogo con LA NACION. Y lo cierto es que, según las fuentes consultadas, hoy la demanda de mano de obra supera la oferta.

¿Y cómo es la mano de obra que requiere el campo? Según Hubert, el aumento en el nivel de aplicación de tecnología que comenzó a advertirse en el país desde hace unos quince años fue determinante. "Y cuanto más nivel de capacitación tenga el motorista de una cosechadora, mayor provecho se sacará de la tecnología de esa máquina", señaló.

Para Martín Rodríguez Otaño, director de AgroStaff, empresa que desde 1991 se dedica a recursos humanos para el agro, la demanda de mano de obra para el campo está en crecimiento. "Es más exigente y selectiva; se busca gente muy bien formada, con experiencia, honesta y trabajadora", señaló el consultor.

Agregó que se piden puestos gerenciales (mayordomos, encargados, etcétera) y técnicos; en algunos casos se incorpora gente joven, con buena formación pero escasa experiencia, como para "hacerla" a la medida de la empresa. En otros, se busca gente muy experimentada. "Hoy importa mucho conocer y evaluar la trayectoria laboral de la persona, al igual que sus características psicológicas, esto último, un requisito ineludible para cualquier posición que se cubra", sostuvo.

Rodríguez Otaño considera que la proximidad de una cosecha importante "lleva a que hoy se nos pida una gran cantidad de profesionales de venta (semilla, agroquímicos, maquinarias, etcétera)".

Por su parte, el flamante decano de la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires (Fauba), Rodolfo Golluscio, dijo que en la actualidad hay mucha demanda de profesionales en agricultura y ganadería para la pampa húmeda. "Básicamente se están buscando profesionales para maximizar los rendimientos y especializados en agricultura de precisión y en agricultura por ambientes", señaló el académico.

En tanto, para Sebastián Machado Malbrán, director del sitio de búsquedas laborales Zona Jobs, la demanda de mano de obra del agro viene recuperándose desde el año pasado.

¿Se encuentra esa mano de obra calificada? "Conseguir personal especializado y capacitado para manejar todas las últimas herramientas de las tecnologías que hoy se aplican a la producción de granos, carnes o leche no es fácil; siempre está ocupado, y esto ocurre en cualquier sector", agregó Hubert.

En tanto, el decano de la Fauba opinó que "se podría decir que la demanda está superando la oferta; las empresas están incorporando gente que aún no egresó de la facultad".

Para Rodríguez Otaño, las búsquedas son cada vez más difíciles, aunque se consigue gente interesante. "Aquí juegan la experiencia y la habilidad de quien tiene a su cargo las búsquedas. Incorporar a alguien que deba reemplazarse al poco tiempo de su ingreso es una pérdida de tiempo y dinero que debe evitarse a toda costa. No es negocio para nadie que esto ocurra", señaló.

Por su parte, para Machado Malbrán se nota una merma en la generación de nuevos perfiles para este sector. "Comparado con el año pasado, hay menos oferta de candidatos disponibles para cada búsqueda", puntualizó.

Si bien dijo que esta situación hoy no es un problema porque considera que el nivel actual, aunque decae, sigue permitiendo a las empresas cubrir sus vacantes, "si esta tendencia continúa, el crecimiento de las empresas del sector se vería comprometido", apuntó Machado Malbrán.

Capacitación

En este escenario, es la capacitación la que juega un papel fundamental (ver aparte).

En Agrostaff consideran que la oferta de capacitación aumenta día a día y "lo interesante es que las empresas agropecuarias absorben el costo de esa capacitación", señaló Rodríguez Otaño.

El consultor agregó que "a la hora de incorporar personal hay que fijarse que sea una persona dispuesta a capacitarse".

Cabe apuntar en este sentido que la SRA tiene un colegio con especialización agropecuaria de nivel secundario en Realicó (La Pampa), de donde egresan técnicos en producción agropecuaria o ganadera y son demandados para trabajar en niveles medios de cualquier establecimiento de producción agropecuaria.

En un nivel terciario, no universitario, la Rural cuenta en Belgrano con el Instituto Superior de Estudios y Especialización Agropecuaria (ISEA), que da cursos de administrador rural y técnicos en producción agropecuaria.

Por último, la Rural tiene el programa EGEA (Estudios para la Gestión Empresaria Agropecuaria) en convenio con la Universidad Católica de La Plata, que ofrece cursos a distancia y de esta manera capacita a gente del interior que no puede asistir a los cursos que se ofrecen en la sede capitalina del ISEA.

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.