Coronavirus. Una fiesta familiar y un mal diagnóstico, el trasfondo del caso del agente del Senasa muerto

Francisco Galarza, el veterinario del Senasa que murió por coronavirus
Francisco Galarza, el veterinario del Senasa que murió por coronavirus
Belkis Martínez
(0)
25 de abril de 2020  • 12:59

El martes pasado, cuando se conoció la noticia de que Francisco Galarza, de 55 años, que trabajaba como agente veterinario del Senasa en el frigorífico Federal, de Quilmes, murió por coronavirus en el Hospital Anchorena de San Martín, las autoridades del Municipio junto con el gremio de la carne que representa a los trabajadores de la planta decidieron intervenir el frigorífico para aislar a las personas que estuvieron en contacto con Galarza.

Ahora se van conociendo más datos tras su muerte, como que Galarza había organizado un festejo de cumpleaños en el barrio de Florencio Varela donde vivía y que gran parte del vecindario se encuentra en este momento en aislamiento. Por otra parte, pese a que tenía síntomas, siguió trabajando e inclusive pasaron varios días hasta que después de internado le diagnosticaron coronavirus.

En el barrio La Antena, en Florencio Varela, Francisco era más conocido como "Pancho Galarza" y junto a su hijo, a quien todos denominan como "Panchito", hacían presentaciones de chamamé. Cada 2 de abril, para celebrar el cumpleaños de Francisco, padre, hacían un evento de música norteña en el que concentraban alrededor de 400 personas.

No obstante, por el aislamiento social y preventivo, decretado por el Gobierno nacional, este año decidieron postergarlo y la reunión no trascendió más allá del ámbito familiar.

Pese a la medida preventiva que rige en todo el país desde el 20 de marzo, los familiares y amigos cercanos decidieron reunirse para celebrar la vida de su ser querido. En la reunión, según pudo saber LA NACION, estuvieron la mujer, el hijo (quienes viven en otro barrio), dos vecinos y dos sobrinos del fallecido "y nadie más", aclaró Patricia González, una vecina de Galarza.

LA NACION informó que, tras la muerte de Galarza y la confirmación de más casos positivos por Covid-19, el Municipio de Quilmes con la ayuda de la Agencia de Fiscalización y Control Comunal (Afycc), a cargo de Alejandra Cordeiro, y la Secretaría de Salud, encabezada por el doctor Jonatan Konfino, se decidió hacer la clausura preventiva del frigorífico Federal durante 14 días para cuidar la salud del resto de los trabajadores. El Municipio también informó que ya son siete los casos positivos dentro de la planta y aguardan el resultado de otros seis.

"Ni siquiera nosotros sabíamos que iban a hacer fiesta. Nosotros le mandamos un feliz cumpleaños por mensajito y no nos acercamos", contó González, quien también es enfermera y está ayudando a los vecinos que asistieron a la fiesta y están aislados porque presentan síntomas similares al coronavirus.

"Lo único que hizo el Municipio, porque nosotros llamamos para pedirles que vinieran y pusieran a toda la gente en aislamiento, fue mandar una ambulancia porque a los cinco días de la fiesta mi cuñado presentó síntomas similares de coronavirus. A él lo llevaron al Upa, pero lo mandaron de nuevo a su casa a aislarse", contó González.

Según Genaro Morrone, dueño del frigorífico Federal, Galarza estuvo trabajando enfermo gran parte de la semana. "Vino a trabajar el 6 y el 7. Nunca nos avisó nada. El día 7 se retiró y fue a la clínica privada del Niño y la Familia en Solano, porque dijo que ya se sentía muy mal", aseguró. "Allí le dicen que podría ser un cuadro de coronavirus, pero lo remiten al Centro de Salud Comunitario UPA de Florencio Varela, donde fue el 8. Allí le diagnosticaron neumonía y el test por coronavirus le dio negativo", indicó.

Según trascendió, Galarza padecía de asma y tenía antecedentes cardíacos. "El hombre teniendo síntomas no avisó y se mandó una fiesta de cumpleaños", subrayó Morrone.

El viernes 10 Galarza quedó internado en el UPA de Varela, pero como el supuesto cuadro de neumonía avanzó, el 14 los médicos decidieron trasladarlo al Hospital Achorena, donde recién el viernes 17 le confirmaron que era Covid-19 positivo.

LA NACION hizo una consulta sobre este caso en el Ministerio de Salud de la provincia, a cargo de Daniel Gollán, pero no tuvo respuesta. En tanto, desde la oficina del ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, respondieron que no tenían información y que igual no se le daba información a la prensa.

Según un familiar de Galarza, pasaron varios días hasta que al veterinario le diagnosticaron que tenía coronavirus.

"El lunes (13 de abril) nos dijeron que no tenía el virus, el martes nos llamaron para decirnos que tenía neumonía. El jueves (16 de abril) nos llamaron del Anchorena que lo habían trasladado allí con un cuadro de neumonía y nos avisan que se le iba a hacer el test. El viernes se confirmó Covid-19 positivo y el martes falleció", indicó Ramona Galarza, sobrina del veterinario. "Mi primo está aislado en su casa. Cumpliendo él solo una cuarentena estricta. No pudo salir ni siquiera a despedir a su papá", concluyó Ramona, que también hizo referencia a la reunión familiar que había organizado Galarza.

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.