Cuota Hilton: qué se sabe del frigorífico que decidió cerrar molesto con el Gobierno

El presidente Macri estuvo en la reapertura del frigorífico, en julio de 2018
El presidente Macri estuvo en la reapertura del frigorífico, en julio de 2018 Crédito: Archivo
Fernando Bertello
(0)
4 de julio de 2019  • 01:49

El gremio de los trabajadores de la carne y el gobierno de Santa Fe están siguiendo de cerca el eventual cierre de un frigorífico con 300 operarios que el grupo cárnico Mattievich tiene en Carcarañá, en el sur de esa provincia.

Como adelantó LA NACION, molesto porque recibió menos cuota Hilton de las que buscaba, Mattievich decidió cesar la operación en una planta que, tras siete años sin funcionar, fue reabierta en julio de 2018 en un acto que participó el presidente Mauricio Macri.

La cuota Hilton son 29.500 toneladas de cortes de alto valor comercial que el país tiene asignados por Europa. Su origen proviene de un acuerdo comercial en el marco de las Negociaciones Multilaterales Comerciales del GATT (Acuerdo General de Aranceles y Comercio) en la llamada Rueda de Tokio que se hizo en 1979 Japón. El nombre viene de un encuentro en la cadena Hilton. En ese momento Europa acordó dar un cupo a varias naciones. La Argentina es el país con más cuota. Los cortes que la integran son cortes enfriados deshuesados de bife angosto, bife ancho, cuadril, lomo, nalga, bola de lomo, cuadrada y peceto. La carne debe venir de animales criados a pasto.

Mattievich apuntaba a tener 300 toneladas de cuota Hilton como planta nueva. Sin embargo, el Gobierno le dio 50 toneladas. Le otorgó ese tonelaje porque consideró que no podía entrar como planta nueva. El grupo tenía otro frigorífico que vendió a Coto y que ya había sido beneficiado para exportar a la Hilton. Así, para el Gobierno correspondió que quede con 50 toneladas y no las 300 que requería la empresa.

Entre otros requisitos, para hacer una solicitud como planta nueva, según el decreto 377, que fijó en mayo pasado el marco jurídico para la Hilton, las empresas "no deben haber sido beneficiarios de cuota Hilton en ninguno de los dos ciclos comerciales anteriores a la distribución de que se trate".

La decisión de la compañía puso en guardia a la Federación Gremial del Personal de la Industria de la Carne y sus Derivados, que solicitó a la empresa replantear el cierre. El secretario general de ese gremio es José Alberto Fantini, un histórico en el sector que hoy integra la Mesa de las Carnes, agrupación que tiene a más de una veintena de entidades del sector.

"Me molesta (el cierre) porque la inauguró el Presidente y al año pasa esto", señaló Fantini en diálogo con LA NACION. El gremialista confía en que haya un entendimiento entre el Gobierno y la empresa. Al respecto, espera el resultado de gestiones oficiales.

"Creo que se puede llegar a algún acuerdo. Ojalá se llegue por el bien de los 300 compañeros. Nosotros no queremos subsidios ni Repro (el plan oficial por el cual se solventa parte del costo laboral), sino trabajar", indicó Fantini.

Fantini señaló que Mattievich no es la única empresa enojada con la distribución de la cuota Hilton. Dijo que de otras compañías también le llegaron comentarios de disconformidad.

Ante una consulta sobre este caso del frigorífico, una fuente oficial del gobierno de Santa Fe explicó que la provincia no tiene influencia sobre la cuota ni en su reparto. Sin embargo, destacó que hay preocupación en el gobierno provincial por el impacto que tendrá el cierre si se concreta.

"Estamos preocupados por las consecuencias laborales. Estamos muy atentos", subrayó la fuente consultada.

Ya antes de que se repartiera la Hilton apenas tuvo indicios de que recibiría 50 toneladas y no 300 toneladas la empresa había dejado trascender que cerraría si recibía el menor tonelaje. Para reabrir la planta en Carcarañá desembolsó unos US$5 millones pensando en lograr el tonelaje más alto para, como planta nueva, hacer una operación viable.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.