El clima en EE.UU. retomó el centro de la escena y el valor de la soja cerró con leves bajas en Chicago

Lluvias sobre el noreste de la zona núcleo agrícola favorecieron el estado de los cultivos; la posición septiembre de la oleaginosa perdió US$1,11 y cerró con un precio de 313,42 dólares
Lluvias sobre el noreste de la zona núcleo agrícola favorecieron el estado de los cultivos; la posición septiembre de la oleaginosa perdió US$1,11 y cerró con un precio de 313,42 dólares
Dante Rofi
(0)
6 de agosto de 2019  • 20:12

Con la continuidad de la guerra comercial entre Estados Unidos y China como una noticia ya digerida por el mercado, los operadores volvieron a centrar hoy su atención sobre el clima en las zonas agrícolas estadounidenses y sobre los informes que el USDA publicará el lunes, con la actualización de las áreas sembradas y con las proyecciones productivas 2019/2020.

En ese contexto, las lluvias que cayeron sobre el noreste de la zona núcleo, tras cerca de siete días con humedad insuficiente, fueron un alivio para los cultivos de soja y de maíz que atraviesan las etapas reproductivas que definirán el potencial de rinde, pero una mala noticia para los precios.

Las pizarras de la Bolsa de Chicago reflejaron bajas de US$0,92 y de 1,11 sobre los contratos agosto y septiembre de la soja, cuyos ajustes fueron de 311,49 y de 313,42 dólares por tonelada. Para el maíz las pérdidas fueron de US$0,49 y de 0,89 sobre las posiciones septiembre y diciembre, mientras que sus valores resultaron de 159,05 y de 162,39 dólares por tonelada.

Luego del cierre de los negocios, la agencia Reuters publicó el relevamiento de las cifras aportadas por los privados respecto de sus previsiones sobre la cosecha 2019/2020 en los Estados Unidos. El promedio de las proyecciones ubicó la producción de soja y de maíz en 103,42 y en 335,12 millones de toneladas. Estos datos quedaron por debajo de los calculados por el USDA en su trabajo de julio, de 104,64 y de 352,44 millones de toneladas, respectivamente.

Si esta expectativa del mercado se refleja sobre los números de las proyecciones oficiales que el lunes publicará el USDA a las 13 (hora local), posiblemente aporte -comparativamente- más firmeza a las cotizaciones del maíz que a las de la soja. Ocurre que en el mercado del cereal Estados Unidos aún es líder, con un fuerte consumo interno y con compradores diversificados, mientras que en el comercio de la oleaginosa debe lidiar con las consecuencias de la guerra comercial, con existencias récord (la menor cosecha las reduciría, no las extinguiría), y con una abundante oferta sudamericana.

Sobre esto último, en Brasil la agencia Reuters informó hoy que el promedio de las estimaciones privadas elevó en un 2,3% la intención de siembra de soja para la campaña 2019/2020, hasta los 36,70 millones de hectáreas, mientras que el volumen de la cosecha fue calculado en 122,80 millones de toneladas, un 6,8% arriba de la producción de la campaña anterior. Las tareas de siembra comenzarán durante el mes próximo.

En cuento al trigo estadounidense, la presión de la cosecha volvió a afectar el rumbo de los precios. La posición septiembre del cereal en las Bolsas de Chicago y de Kansas perdió US$3,86 y 3,21, en tanto que su ajuste fue de 177,84 y de 153,59 dólares por tonelada, respectivamente.

Ayer el USDA relevó el avance de la cosecha de los trigos de invierno de los Estados Unidos sobre el 82% del área apta y la recolección del cereal de primavera sobre el 2% de la superficie.

Mercado local

Tras la fuerte suba del lunes, impulsada por la devaluación del peso y por el salto del valor FOB en los puertos argentinos (de 332 a 341 dólares), el precio de la soja disponible se mantuvo estable hoy para las terminales del Gran Rosario, en 10.700 pesos por tonelada. También se mantuvo sin variantes, en 236 dólares, la oferta de los compradores por el grano de la próxima cosecha para las entregas en mayo.

Las pizarras del Matba Rofex reflejaron subas de US$1,80 y de 0,10 sobre las posiciones noviembre y mayo de la soja, cuyos ajustes resultaron de 245,80 y de 240,90 dólares por tonelada.

En cuanto al maíz, las ofertas contractuales (con entrega dentro de los 30 días) para el Gran Rosario se mantuvieron en 6000 pesos por tonelada, mientras que por cereal con descarga inmediata los exportadores propusieron 5800 pesos. Según la Bolsa de Comercio de Rosario, los valores asignados a las entregas diferidas a septiembre y a octubre crecieron de 140 a 142 y de 144 a 145 dólares, respectivamente.

Para los puertos de Bahía Blanca y de Necochea los exportadores volvieron a ofrecer 135 dólares por tonelada de maíz disponible.

El maíz de la próxima cosecha, para las entregas sobre el Gran Rosario entre marzo y abril, se negoció a 150 dólares por tonelada, con una mejora de 2 dólares.

En el Matba Rofex el maíz se cotizó con subas de US$1,70 y de 0,50 para las posiciones septiembre y abril, cuyos ajustes fueron de 143,50 y de 150 dólares por tonelada.

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) informó que los consumos pagaron entre 5600 y 6200 pesos por tonelada de maíz, según calidad, condición, procedencia y forma de pago.

Respecto del trigo, los exportadores volvieron a pagar hoy 205 dólares por tonelada disponible para Bahía Blanca; 195 dólares para Necochea, y 190 dólares para el Gran Rosario.

Tampoco hubo cambios para el trigo nuevo, dado que las ofertas fueron de US$160 para las entregas sobre el Gran Rosario en noviembre/diciembre; de US$162 para enero; de US$165 para febrero, y de US$168 para marzo.

En el Matba Rofex, el contrato diciembre del trigo sumó US$0,20 al cerrar con un ajuste de 166,90 dólares por tonelada, en tanto que la posición enero terminó la rueda sin variantes, en 170 dólares.

Por último, la BCBA informó que los molinos pagaron entre 8350 y 9950 pesos por tonelada de trigo, según calidad, procedencia y forma de pago.

Por: Dante Rofi
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.