Rincón gaucho. El Maruchito, leyenda que anima el desierto