Es récord el volumen anotado para exportar maíz de la próxima cosecha

Los exportadores ya registraron 3.207.000 toneladas, un 26,6% más que las 2.533.000 toneladas de igual momento de 2019
Los exportadores ya registraron 3.207.000 toneladas, un 26,6% más que las 2.533.000 toneladas de igual momento de 2019 Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Manera
Dante Rofi
(0)
20 de agosto de 2020  • 11:34

Mientras se afinan los números para el programa de siembras gruesas y se esperan las lluvias que alivien la falta de humedad que padecen amplias zonas agrícolas de la Argentina, las declaraciones juradas de ventas al exterior (DJVE) de maíz de la campaña 2020/2021 se ubican en un nivel récord, según confirmó a LA NACION la Bolsa de Comercio de Rosario. En efecto, las 3.207.000 toneladas relevadas hoy por la Dirección de Planeamiento y Análisis de Mercado de la Subsecretaría de Mercados Agropecuarios de la Nación resultan inéditas para el momento del año y son un 26,6% mayores a las 2.533.000 toneladas registradas a igual fecha de 2019.

"Estamos viendo que para el empalme de las cosechas de maíz el remanente 2019/2020 será más ajustado que el de la campaña anterior. Si bien en términos totales no esperamos un volumen de exportaciones mayor que el del ciclo precedente, sí notamos que se exportó relativamente más temprano, entonces, va quedando menos maíz disponible para comprar y para vender en el mercado y se genera una situación muy tirante para el cierre del ciclo comercial y para el inicio del próximo. Esa es una de las razones por las cuales hay interés de parte de los exportadores por garantizarse la tenencia de mercadería para el arranque de la cosecha 2020/2021", explicó a LA NACION Emilce Terré, jefa del área de Informaciones y Estudios Económicos de la BCR.

La especialista agregó que en las últimas campañas la Argentina se consolidó como un proveedor mundial de maíz en el inicio de la cosecha del hemisferio sur. "Ese maíz temprano se ha exportado muy bien en estos últimos dos años y por eso también vemos muchos interesados en posicionarse para acceder a esos primeros lotes de maíz", aseguró Terré.

En opinión de Sebastián Olivero, analista local de la consultora estadounidense StoneX, más allá de lo circunstancial del dato actual sobre el volumen de DJVE, "el ritmo de declaraciones es bueno y creo que tiene que ver con valores FOB que vienen siendo, hasta ahora, bastante competitivos. Ocurre que en EE.UU. los precios vigentes para el maíz no son atractivos y, por ende, las primas que tiene que pagar la exportación para originar mercadería son elevadas y terminan encareciendo las cotizaciones sobre el Golfo de México".

En lo que va de agosto, el valor FOB del maíz argentino para embarques entre agosto y septiembre creció un 6,4%, de 157 a 167 dólares por tonelada, mientras que para los despachos entre marzo y julio subió un 3%, de 166 a 171 dólares por tonelada.

Para Dolores Rodríguez Pareja, analista de la corredora Morgan, García Mansilla y Cía. SA, la presurosa intención de los exportadores por asegurarse grano nuevo responde, en buena medida, "a la firme demanda del maíz argentino por su calidad, al contrario de lo que ocurre con la soja. Los mercados están muy consolidados y veo una firme intención del exportador local de mantener su cuota de mercado en los niveles de precios actuales, a pesar de que esté pagando en la plaza doméstica valores por encima de su capacidad de pago".

En las últimas semanas, las ofertas por el maíz de la nueva cosecha para las entregas entre marzo y mayo se afianzaron en torno de los 140 dólares por tonelada para la zona del Gran Rosario, donde hoy se llegaron a pagar hasta 145 dólares por tonelada, mientras que para los puertos del sur de Buenos Aires lo hicieron en 145 dólares para Necochea y en 150 dólares para Bahía Blanca.

"Los 140/150 dólares por tonelada me parecen atractivos como para comenzar a cerrar márgenes o, por lo menos, para pensar en estrategias con las herramientas del Matba Rofex, como la compra de puts, que bien podría ser para abril, en US$137 por tonelada, con una prima de US$3,5. Amén de asegurar cierta renta, esta opción posibilita la flexibilidad de usufructuar eventuales alzas de precios", recomendó Olivero.

Acerca de los valores del maíz disponible, hoy los exportadores pagaron 10.450 pesos por tonelada, $150 más que ayer. En dólares, la transición fue de 141 a 142,60 dólares por tonelada. Para Bahía Blanca y para Necochea las ofertas de los compradores se mantuvieron en 145 dólares por tonelada.

Tensión por el clima

Para acentuar la tensión sobre el mercado doméstico de maíz, el clima seco torna incierto el arranque del ciclo de siembra en la Argentina. "El tema clima viene cobrando cada vez más relevancia porque hay un importante déficit de humedad en los suelos, particularmente de la provincia de Córdoba, que es una de las principales productoras. Y si bien todavía hay tiempo por delante, nos empezamos a preguntar si los lotes que no se puedan sembrar temprano pasarán a un maíz tardío. Y, de ser así, que no se logre cubrir la proporción esperada con maíz temprano, vas a tener menos oferta en marzo, lo que podrían agravar la escasez de mercadería para el empalme entre las campañas. También por esto vemos la tirantez actual por asegurar mercadería temprana", explicó Terré.

En su informe de precampaña, hoy la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) proyectó la siembra de maíz 2020/2021 en 6,2 millones de hectáreas, 100.000 hectáreas por debajo de los 6,30 millones plantados en la campaña anterior.

Por su parte, el miércoles pasado la BCR indicó que tras el récord de siembra del ciclo 2019/2020, con 7,26 millones de hectáreas, en la nueva campaña se destinarían al cereal 6,75 millones de hectáreas. "Teniendo en cuenta que para grano comercial se cosecharían 6,30 millones de hectáreas, el volumen de la nueva campaña podría ser de 51 millones de toneladas de maíz", dijo la entidad.

"Para la nueva cosecha de maíz estamos en revisión continua por la actual falta de humedad para arrancar con las siembras tempranas y por una variable de peso como lo es el alto costo de producción del cereal versus la soja. Para destino comercial estamos proyectando un volumen de producción en torno de los 48 millones de toneladas, pero esto seguirá muy pendiente de la evolución climática durante los próximos meses", indicó Olivero.

Vale recordar que el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) mantuvo el miércoles pasado su proyección para la cosecha argentina de maíz 2020/2021 es de 50 millones de toneladas.

Por: Dante Rofi

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.