La crisis de Vicentín. Intiman a la empresa a pagar $18 millones y siguen las dudas sobre su futuro

La empresa sigue con operaciones paralizadas
La empresa sigue con operaciones paralizadas Crédito: Marcelo Manera
Germán de los Santos
(0)
16 de enero de 2020  • 08:23

ROSARIO.- La Cámara Arbitral de la Bolsa de Comercio de esta ciudad falló en contra de la empresa Vicentín, que se encuentra desde principios de diciembre pasado en cesación de pagos por un total de 1400 millones de dólares, e intimó a la compañía a pagar una deuda de 18.000.000 de pesos con la corredora LBO.

Fuentes de la Bolsa de Comercio de Rosario explicaron a LA NACION que ahora Vicentín tiene un plazo de cinco días hábiles para presentar los argumentos para que la Cámara Arbitral "reconsidere" la medida, con lo cual la segunda empresa nacional agroindustrial más grande del país está en serio peligro de que sea suspendida para operar en los mercados.

Voceros de Vicentín buscaron restarle -en diálogo con este diario- trascendencia al fallo de la Bolsa de Comercio, porque, según afirmaron, la firma de capitales santafesinos está terminando de definir una estrategia con los 800 acreedores que tiene. En la Cámara Arbitral se presentaron 36 reclamos contra la firma.

Hoy un grupo de corredores que son acreedores de la compañía se reunieron en el salón circular de la Bolsa de Comercio para evaluar qué hacer de cara al futuro. Bajo el lema "juntando cabezas" difundieron un comunicado en el que señalan: "Con vistas de la grave situación que atraviesa el sector agropecuario a raíz de la cesación de pagos de Vicentín, organizamos una reunión a modo de testeo, para ver si existía la voluntad de reunirnos en un frente común algunos acreedores comerciales. El resultado de la misma fue muy positivo, he iniciamos la campaña #juntandocabezas con el fin de juntar 800 dammificados".

Una de las alternativas que consideran analistas del mercado es que la empresa está cada vez más cerca de recurrir a una convocatoria de acreedores. La deuda más importante de la empresa la tiene con el Banco Nación, que reclamaría un rojo de más de 18.100 millones de pesos.

Hasta el 20 del actual es el plazo que le transmitieron a los 1500 operarios que se desempeñan en las plantas de Ricardone y San Lorenzo para que estén bajo un régimen de licencia obligatoria. Las dos fábricas ubicadas en el cordón industrial del Gran Rosario están paralizadas. Y durante las últimas horas empezó a crecer la incertidumbre de los operarios y el gremio del Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros (SOEA) de San Lorenzo ante la falta de respuestas sobre la estrategia hacia el futuro.

Lo que temen operadores comerciales es que la posible suspensión de Vicentín desate un efecto dominó en el sector de correacopios, que son actores del mercado que interactuaban con Vicentín, en cuyo modelo de compra de granos eran vitales, ya que la firma no compraba de forma directa.

La firma designó un estudio jurídico contable para iniciar una estrategia de financiación con los acreedores, pero no se termina de cristalizar esta operación. Según fuentes de la empresa, la semana próxima podría haber novedades sobre la salida con los acreedores.

Otra de las alternativas que se barajan en el entorno de la empresa es que la firma se desprenda de activos. En ese esquema, señalan que es probable, por un lado, que Glencore, que posee en sociedad con Vicentín la planta más grande de molienda y biodiésel de la Argentina que se llama Renova, prefiera blindarse y adquirir más acciones de esta empresa, a la que la firma santafesina ya le traspasó el 2 de diciembre pasado el 16% de las acciones.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.