Divisas: el trigo y la cebada aportarán más de US$3600 millones

Se proyecta un volumen de 21 millones de toneladas para el próximo ciclo
Se proyecta un volumen de 21 millones de toneladas para el próximo ciclo Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro V. Rizzi
Cristian Mira
(0)
5 de mayo de 2020  • 11:25

Las divisas que aportarán al país el trigo y la cebada a partir de fin de este año aumentarán un 9% respecto del ciclo pasado y llegarán a 3635 millones de dólares. Así lo estimaron hoy especialistas de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires en el lanzamiento de la campaña de granos finos 2020/21, mediante una conferencia virtual ante la pandemia de coronavirus.

Ese aumento en el ingreso por exportaciones se daría por una suba de la producción de trigo, que llegaría a 21 millones de toneladas, casi tres millones de toneladas más que en la campaña pasada, según estimó Esteban Copati, del área de estimaciones agrícolas de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires. A su vez, el área sembrada tendría un aumento de 3% en la superficie en comparación con la campaña pasada y llegaría a 6,8 millones de hectáreas, sostuvo Daniela Venturino, de la Bolsa de Cereales.

Estas proyecciones, aclararon los expositores, dependen de que haya un comportamiento normal del clima y que la tecnología utilizada a campo se mantenga con los mismos parámetros de las últimas campañas.

En ese escenario positivo de producción, el gran ganador será el Estado. Según estimó el analista económico de la entidad, Agustín Tejeda Rodríguez, los ingresos fiscales aumentarán 25% en la actual campaña respecto del ciclo pasado y llegarían a 1200 millones de dólares. El mayor impacto de esta suba impositiva se da por el incremento de los derechos de exportación en trigo, que pasaron de un promedio de 6% al 12% en diciembre del año pasado. Esa suba no impactó de lleno en la campaña 19/20 porque gran parte de las ventas se habían adelantado, según explicó Tejeda Rodríguez.

Pese a ese escenario optimista, los especialistas de la Bolsa de Cereales dijeron que hay una gran incertidumbre en relación a lo que haga el Gobierno. Esto es porque el Poder Ejecutivo tiene la facultad otorgada por el Congreso en llevar de 12 a 15% los derechos de exportación del cereal.

"Esperamos que no hagan cambios en las reglas de juego y, si los hacen, que lo hagan para bien", dijo el presidente de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, José Martins en la apertura de la jornada.

En un mensaje grabado, el ministro de Agricultura, Luis Basterra, no se refirió a esa cuestión, pero sí agradeció a productores y toda la cadena por haberse mantenido en actividad durante las restricciones impuestas por la pandemia del coronavirus.

"Vemos un incremento en la superficie o un sostenimiento en los granos finos, con alta tecnología", dijo Basterra y añadió: "Valoramos el compromiso de los productores, la rotación de cultivos y el uso ordenado de los suelos". A su vez, destacó la "lucha contra el hambre como bandera de todos" y llamó a compatibilizar "el mercado internacional con la sostenibilidad del mercado interno". Expresó el apoyo del Ministerio de Agricultura a las iniciativas para las herramientas de "cobertura de precios".

Preocupación

En otro tramo de la presentación de la Bolsa de Cereales, el secretario de Agricultura, Juan Echazarreta, dijo que el "Gobierno le presta atención al sector y dialoga con todos los sectores".

Según los especialistas de la Bolsa, en las consultas que realizaron para sus proyecciones de campaña, los productores expresaron su preocupación por la posibilidad de que que el Gobierno no solo aumente las retenciones sino que intervenga en el mercado de trigo con trabas a la exportación.

El año pasado, antes de iniciarse la cosecha, muchos temieron que pudiera faltar trigo para la industria molinera local por el gran volumen ya comprometido para la exportación y que la administración de Alberto Fernández decidiera intervenir en el mercado. Sin mencionarlo explícitamente, Echazarreta dijo que "el compromiso de toda la cadena de cómo resolver la tensiones que existían hace que la palabra intervención sea muy pequeña y muy lejana".

En tanto, el economista jefe de la Bolsa de Cereales, Ramiro Costa, recordó que cuando estuvo intervenido el mercado de trigo, la superficie sembrada fue de tres millones de hectáreas, menos de la mitad que en el actualidad, y desde que se quitaron las trabas se incrementó un 108 por ciento.

El secretario de Agricultura, además, dijo que para el Gobierno el Mercosur sigue siendo "estratégico" y enfatizó "no hay retrocesos".

Hace unos días trascendió que la industria molinera brasileña le pidió a Brasilia que lleve de diez a cero el arancel extra Mercosur para el trigo, para adquirir cereal más barato por fuera del bloque regional. "Siempre hay un ruido", dijo el presidente de la Cámara de Exportadores de Cereales (CEC) y de Ciara, Gustavo Idígoras que, no obstante, confió en que la Cancillería y Agricultura están siguiendo el tema. "Hay una alta incertidumbre por la pandemia, con memrcados fragmentados, pero la Argentina está muy bien posicionada, en los últimos años hubo un trabajo de Agricultura y del Senasa para abrir mercados como los del sudeste asiático", añadió.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.