Los planes de GDM: venta de semillas de maíz en Brasil, de trigo en EE.UU. y el heredero que manejará la empresa

Gerardo Bartolomé, presidente de GDM
Gerardo Bartolomé, presidente de GDM Crédito: GDM
Fernando Bertello
(0)
22 de agosto de 2019  • 00:15

Luego de haberse convertido en el principal proveedor de genética de soja de Brasil en solo 13 años, GDM -Grupo Don Mario- ahora quiere tratar de repetir ese objetivo pero con maíz. Además, tras haber incursionado en soja en los Estados Unidos ahora también está haciendo lo mismo con trigo en ese mercado.

Según anunció la compañía en una reunión de presentación de este grupo presente en 15 países y con un plantel de unas 700 personas, incursionará en el negocio de semillas de maíz en el vecino país.

La empresa empezó a vender productos de soja en Brasil en 2007. Hoy allí tiene el 41% de market share, lo que la convierte en líder. GDM está en un país que pasó a convertirse en el mayor exportador del grano.

En tanto, en toda Sudamérica la empresa en semillas de soja tiene una participación del 48 por ciento, con lo cual le gana a multinacionales del sector. En toda Sudamérica se hacen unas 60 millones de hectáreas con soja y de esa superficie en casi 30 millones de hectáreas hay genética de la firma. "Cada dos bolsas una es de GDM", dijo Obdulio San Martín, director de negocios LAS del grupo.

En maíz Brasil siembra unas 15 millones de hectáreas, el doble prácticamente de la Argentina. Gerardo Bartolomé, presidente de la empresa, dijo que la firma tiene como horizonte vender para 2023 unas 400.000 bolsas de maíz en el vecino país.

"Estamos con un programa de mejoramiento. En un mercado de 15 millones de hectáreas, es el 2,5% (las 400.000 bolsas proyectadas), indicó el presidente de la empresa.

En la Argentina, con sus marcas Don Mario, Illinois y Forratec la firma comercializa unas 300.000 bolsas y apunta a las 600.000 para 2023, es decir, duplicar el negocio. No solo busca duplicar la cantidad de bolsas, sino que en el cultivo está incrementando de 15 a 65 las localidades de testing y quintuplicando la inversión en investigación.

Si bien es una empresa reconocida en soja, cree que en maíz hay una oportunidad para crecer en toda Sudamérica considerando que los distintos países de la región suman unas 25 millones de hectáreas. "Hay muchas regiones para explorar", apuntó Bartolomé.

Nacida en 1982 con un mirada regional en Chacabuco, Buenos Aires, la empresa fue creciendo en el mercado local. Además del Mercosur, está en los Estados Unidos, Sudáfrica y en Europa, donde tiene una alianza con una firma italiana para explorar un mercado de tres millones de hectáreas de soja convencional en Rusia y Ucrania. Por otra parte, viene de poner en evaluación sus productos en China, el país de donde es originaria la oleaginosa.

En EE.UU. la firma licencia en soja sus productos a otras empresas y también está presente con marca propia. Prevé que su soja se siembre en 300.000 hectáreas este año y en 600.000 hectáreas el próximo.

"El objetivo para 2023 es llegar a 2,5 millones de hectáreas, sobre 35 millones de hectáreas que se siembran en EE.UU", señaló en una reciente entrevista con LA NACION Ignacio Bartolomé, responsable del negocio en EE.UU.

En 2021 Ignacio, de 32 años, se va a hacer cargo del negocio global de la compañía reemplazando a su padre Gerardo, que quedará como presidente del directorio.

Mientras busca el crecimiento en soja en EE.UU., la firma también puso un pie en el negocio de trigo en el norte de ese país y en Canadá. "Estamos con buenos resultados", dijo Bartolomé.

Obdulio San Martín, director de Negocios de la firma
Obdulio San Martín, director de Negocios de la firma

En tanto, según San Martín en la Argentina la firma ya es líder en trigo con un 38% de participación de mercado.

Propiedad intelectual

El presidente de GDM se lamentó que en la Argentina todavía no haya un nuevo marco para el reconocimiento a la propiedad intelectual en semillas. La ley vigente es de 1973 cuando no existía la biotecnología y la soja apenas despuntaba.

Para Bartolomé, sin una ley acorde el país está "perdiendo peso como proveedor de soja". En este contexto, se quejó: "No nos ponemos de acuerdo en una ley aggiornada a la realidad".

Por culpa de esto, alertó que la inversión en mejoramiento es mayor en los países competidores de la Argentina. "En EE.UU. la inversión es siete veces más que en la Argentina y en Brasil es tres veces superior".

Señaló que en Brasil la firma asumió un compromiso de pasar de 1,5 a 2% anual la ganancia genética en soja y que a eso mismo se podría llegar en el país con un marco que incentive al sector.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.