Reclutó a 650 monotributistas. Siete años de cárcel para un empresario agrícola

Según la Justicia, el empresario condenado "reclutaba" monotributistas para hacer maniobras
Según la Justicia, el empresario condenado "reclutaba" monotributistas para hacer maniobras
Gabriela Origlia
(0)
11 de septiembre de 2020  • 12:30

CÓRDOBA.- La Justicia Federal de Córdoba condenó a siete años de prisión al dueño de cuatro empresas agropecuarias vinculadas a la intermediación de compra y venta de granos por "asociación ilícita para cometer delitos tributarios". Aunque el perjuicio para el Estado es millonario, el delito que se juzgó no es la evasión sino la maniobra de reunión de personas para favorecerla. La condena es la primera de este tipo en Córdoba; en el país hay una a tres años y medio en un juicio abreviado en Mar del Plata. En proceso oral es la única en la Argentina.

El condenado a siete años es Atilio Mengo, titular de las empresas FLG Agropecuaria SA, Soybeans SA, Cereales y Pasturas SRL y Oro Verde SA. También fueron sancionadas con cuatro años de prisión sus hijas, Francina y Luisina Mengo, como coautoras del delito y otras seis personas con participación en carácter de coautores o partícipes necesarios del mismo delito. Quien manejaba esas empresas actuaba como en lo que en la jerga del agro se conoce como "valijero" de granos.

El fiscal Carlos Gonella había pedido ocho años de prisión para el empresario. En diálogo con LA NACION, explicó que Mengo compraba el cereal "en negro" a productores y, después, "reclutaba" a personas que convertía en monotributistas agropecuarios y a nombre de ellos eran los pagos de las exportadoras a las que le vendía el cereal.

Las maniobras datan de 2007. "Llegó a reclutar a 650 monotributistas en 10 provincias; les hacía el trámite y les ofrecía $150 o algún tipo de asistencia social. De esa manera les hacían firmar documentación en blanco para la comercialización de granos", describió Gonella.

Llegó a reclutar a 650 monotributistas en 10 provincias; les hacía el trámite y les ofrecía $150 o algún tipo de asistencia social.
Carlos Gonella

Con ese esquema se conformaba un circuito marginal de la comercialización de cereales mediante la emisión de documentación apócrifa a nombre de esas personas, y el circuito se cerraba mediante el libramiento de cheques a nombre de ellas por parte de Francina Mengo, Luisina Mengo, Sebastián Barreiro y Sergio Bertoni, en su condición de presidentes y/o apoderados de las empresas del grupo.

El último eslabón de esta maniobra se daba a partir de la liquidación de esos cheques, para lo cual Atilio Mengo utilizaba los servicios de dos financieras de la ciudad de Córdoba. "Maximizaba sus ingresos porque compraba cereal más barato por ser en negro y después no pagaba el impuesto al cheque por los montos con que los que se confeccionaban", apuntó el fiscal.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.