Por la peste porcina, la soja se volvió a cotizar en baja en la Bolsa de Chicago

La enfermedad está diezmando el stock porcino en Chica y amenaza la demanda de forrajes; la oleaginosa bajó hoy US$3,40 y cerró en US$321,97
La enfermedad está diezmando el stock porcino en Chica y amenaza la demanda de forrajes; la oleaginosa bajó hoy US$3,40 y cerró en US$321,97 Fuente: AP - Crédito: Mark Schiefelbein
Dante Rofi
(0)
2 de julio de 2019  • 19:18

El precio de la soja cayó hoy por segunda rueda consecutiva en la Bolsa de Chicago, como consecuencia del incierto impacto que la fiebre porcina africana tendrá sobre la demanda china de la oleaginosa, en momentos en que las existencias estadounidenses del grano grueso son récord.

Al cierre de los negocios, las pizarras reflejaron quitas de US$3,40 y de 3,68 sobre los contratos julio y agosto de la soja, cuyos ajustes resultaron de 321,97 y de 323,25 dólares por tonelada. Durante la rueda los fondos de inversión liquidaron 8000 contratos, equivalentes a poco más de un millón de toneladas.

Durante el fin de semana generó alarma en el mercado un artículo de la agencia Reuters, donde integrantes de la cadena porcina de China aseguraron que entre el 40 y el 50% de los vientres porcinos del país (plantel de madres) ha sido sacrificado por la propagación de la fiebre porcina africana, en los 137 focos oficiales registrados en el país que produce la mitad de la carne de cerdo que se consume en el nivel global.

Tal fue el impacto de la noticia, y de la eventual caída de la demanda china de soja hasta tanto el país logre superar la actual crisis sanitaria, que la tónica bajista se dio pese al atraso de la siembra de soja estadounidense y al estado de los cultivos, que está muy por debajo del vigente un año atrás. Esto lo explicitó el USDA ayer tras el cierre del mercado, al relevar el avance de la siembra sobre el 92% del área y la proporción de plantas en estado bueno/excelente en el 54%, contra el 100 y el 71% de 2018.

En el mercado local la demanda elevó de 9100 a 9200 pesos por tonelada la oferta por soja para el Gran Rosario. No obstante, ese nivel de precio sigue lejos de las expectativas de los vendedores. Por las entregas diferidas hacia el último trimestre del año se propusieron entre 9600 y 9700 pesos por tonelada, pero con pago al momento del negocio.

Por soja de la próxima cosecha, para las descargas en mayo, los compradores ofrecieron 240 dólares por tonelada, US$5 menos que ayer.

En el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba) las posiciones noviembre y mayo de la soja retrocedieron US$1,90 y 1,80, en tanto que sus ajustes fueron de 239 y de 236 dólares por tonelada.

Bajas para el trigo por el avance de la cosecha

Con el avance de la cosecha de trigo en el hemisferio norte como principal fundamento bajista, el precio del cereal de los Estados Unidos cerró hoy con importantes pérdidas y acentuó así la caída iniciada a mediados de la semana pasada.

En la Bolsa de Kansas, donde se concentra la comercialización de los trigos de invierno estadounidenses, las pizarras reflejaron quitas de US$3,95 y de 4,22 sobre los contratos julio y septiembre, cuyos ajustes fueron de 155,79 y de 158,92 dólares por tonelada. En las últimas cuatro ruedas estos contratos retrocedieron un 9,6 y un 10,3% frente a los 172,33 y a los 177,11 dólares vigentes al cierre del 26 del mes pasado.

El avance de la cosecha de los trigos de invierno en EE.UU. presiona sobre los precios
El avance de la cosecha de los trigos de invierno en EE.UU. presiona sobre los precios Fuente: Archivo

De igual modo, en Chicago las posiciones julio y septiembre del trigo perdieron US$3,86 y 3,13, en tanto que sus ajustes resultaron de 185 y de 184,91 dólares por tonelada. En las últimas tres jornadas estos contratos resignaron un 8% frente a los valores vigentes al cierre del 27 del mes pasado, de 201,17 y de 200,90 dólares.

En su informe semanal, ayer el USDA relevó el progreso de la cosecha de los trigos de invierno sobre el 30% del área apta y elevó del 61 al 63% la proporción de cultivos en estado bueno/excelente, por encima del 37% vigente un año atrás.

Las cotizaciones también fueron presionadas por el avance de las cosechas de trigo en Rusia, Ucrania y en la Unión Europea, los principales competidores, junto con Canadá, del cereal estadounidense.

En el mercado local, los exportadores volvieron a ofrecer 205 dólares por tonelada de trigo disponible para Bahía Blanca y 200 dólares para el Gran Rosario, sin variantes. Para Necochea, en tanto, la propuesta por el grano fino bajó de 200 a 195 dólares.

El trigo de la próxima cosecha para las entregas entre noviembre y diciembre sobre el Gran Rosario se mantuvo en 165 dólares por tonelada, mientras que las ofertas para enero crecieron de 165 a 167 dólares; para febrero, de 167 a 168 dólares, y para marzo, de 168 a 172 dólares por tonelada.

En el Matba, la posición julio del trigo sumó US$2,60 y cerró la rueda con un ajuste de 211,30 dólares por tonelada, en tanto que el contrato enero quedó sin cambios, en 171 dólares.

Leve repunte del maíz

Luego de cuatro ruedas negativas, el precio del maíz registró hoy una leve suba en la Bolsa de Chicago. En efecto, al momento de fijar los ajustes de la rueda las pizarras mostraron alzas de US$0,59 y de 1,38 sobre los contratos julio y septiembre, cuyos valores resultaron de 162,79 y de 164,95 dólares por tonelada.

El repunte respondió principalmente a un reacomodamiento técnico de las posiciones de los grandes fondos de inversión, que en las cuatro ruedas precedentes liquidaron unos 80.000 contratos de maíz, equivalentes a 10,16 millones de toneladas. Hoy, esos operadores recompraron apenas 4000 contratos.

La incertidumbre en cuanto a qué superficie se cubrió con maíz en los Estados Unidos (¿serán los 37,11 millones de hectáreas estimados por el USDA el viernes o los 35,07 millones calculados por los privados?) y a cómo se dará le evolución de los cultivos cultivos, que se desarrollarán de manera muy heterogénea por la diversidad de escenarios en que fueron implantados en medio del tiempo muy húmedo, brinda un marco propicio para la acción de los especuladores, que en estos últimos días le "cobraron" al maíz solo una parte del premio climático aportado desde el 10 de mayo, cuando el cereal se cotizaba a 134,84 dólares por tonelada.

Ayer el USDA mantuvo en el 56% la proporción de maíz en estado bueno/excelente, por debajo del 76% vigente un año atrás y del 57% previsto por los operadores.

En el mercado doméstico los exportadores ofrecieron 6200 pesos por tonelada de maíz disponible para el Gran Rosario, sin cambios. Por entregas muy cortas algunos compradores habrían convalidado niveles de 6300 a 6500 pesos por tonelada.

En los puertos del sur de Buenos Aires hubo altibajos en las propuestas, dado que para Bahía Blanca subieron de 147 a 150 dólares, mientras que para Necochea bajaron de 157 a 153 dólares, todo producto de las necesidades puntuales de los exportadores que completan en esas terminales marítimas los buques procedentes del río Paraná.

Las ofertas por el maíz de la próxima cosecha, para las entregas sobre el Gran Rosario entre febrero y abril, se mantuvieron estables, en 150 dólares por tonelada.

En el Matba, las posiciones julio y abril del maíz sumaron US$3,40 y 2, en tanto que sus ajustes fueron de 150,40 y de 153,50 dólares por tonelada.

Por: Dante Rofi
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.