Semillas: en el sector privado creen que el Gobierno buscaría modificar la ley por decreto

La industria semillera viene reclamando una nueva ley para traer más tecnologías
La industria semillera viene reclamando una nueva ley para traer más tecnologías Fuente: Archivo
Fernando Bertello
(0)
5 de agosto de 2019  • 14:57

En el sector privado del agro circula el rumor de que el Gobierno podría modificar la actual ley de semillas, 20.247 de 1973, vía un decreto presidencial.

La versión llegó a algunas entidades del agro e industria de semillas en las últimas semanas y cobró fuerza en los últimos días.

Según contaron diversas fuentes privadas a LA NACION, de una reunión de gabinete trascendió que el presidente Mauricio Macri preguntó en qué estaba el tratamiento por semillas en el Congreso. Allí le transmitieron que tras un dictamen para modificar la norma no se llegó a su debate en el recinto.

Tras esa respuesta, el Jefe de Estado habría solicitado que se estudie la vía de un decreto para actualizar la norma. Vale recordar que la ley de 1973, dictada cuando no había transgénicos y apenas estaba dando sus primeros pasos la soja, permite el uso propio sin restricciones.

En cambio, el dictamen que el oficialismo aprobó en 2018 incorpora el pago por ese uso propio, salvo para pueblos originarios, agricultores familiares y productores con no más de 4,8 millones de facturación. También contempla que las empresas informen lo que quieren cobrar de regalías en la semilla durante cinco años por una variedad.

El año pasado, el oficialismo logró avanzar con el dictamen y hubo un intento por llevar el tema al recinto antes que finalizara 2018. En 2019 hubo al menos otros dos intentos para debatir el tema, pero no prosperó porque parte de la oposición peronista que el Gobierno confiaba iba a acompañar no dio su aval.

La ley actual permite el uso propio sin restricciones
La ley actual permite el uso propio sin restricciones Crédito: Diego Lima

Semillas era uno de los objetivos a cumplir por el Gobierno para atraer inversiones. Algunas empresas tienen frenados eventos para el país a la espera de que se sancione una nueva ley. De hecho, Monsanto, firma que pasó a ser controlada por Bayer, retiró del proceso regulatorio una soja cuya tecnología apuntaba a mejorar el control de malezas.

La semilla fiscalizada, que todos los años se vende en el mercado, apenas ronda el 20% (sin contar regalías extendidas). El resto se divide entre el uso propio gratuito y el circuito ilegal. El mercado formal de semillas en soja no supera los US$200 millones y en el sector semillero creen que podría ubicarse en los US$1000 millones si se formalizara.

Según las versiones que están circulando, tras el comentario de Macri en la Casa Rosada se habría esbozado un decreto siguiendo los lineamientos del dictamen de 2018. Sin embargo, desde la conducción del oficialismo en el Congreso se habría hecho llegar el mensaje que sacar un decreto podría no ser conveniente y que resultaría oportuno buscar otra chance para su tratamiento en el recinto.

La dificultad de esta última vía son los tiempos electoral, ya que hoy todo el arco político está con el foco en las elecciones. En la última edición de Expoagro, Macri insistió en una reunión con referentes del agro que debía avanzarse con semillas.

Pese a la intensidad de las versiones, ante una consulta en el ahora Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca dijeron que no tenían nada sobre el tema.

En la Comisión de Agricultura fuentes consultadas se limitaron a expresar que tampoco tenían comentarios sobre el asunto. Otras fuentes en el Congreso destacaron que el Presidente quiere avanzar con semillas y que en ese sentido se trabajó en esa cámara. Señalaron que el decreto es una herramienta que tiene el Ejecutivo pero no dieron precisiones si se usará para este caso.

Por lo pronto, las versiones sobre un decreto tomaron intensidad en los últimos días en algunas entidades del agro, la industria y exportadores.

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.