Soja: según cómo se lo maneje, el fósforo puede ser limitante en un 15% del rinde

Jorge Bassi, presidente de Fertilizar durante la conferencia
Jorge Bassi, presidente de Fertilizar durante la conferencia
Belkis Martínez
(0)
7 de octubre de 2020  • 08:00

Un ensayo técnico que realizó la Asociación Civil Fertilizar, conforme a una encuesta hecha a productores de soja, dio cuenta que la dosis del fósforo muchas veces limitaba el rendimiento. "La deficiencia tiene una limitante del 15% en los rindes", señalaron especialistas de la entidad durante una conferencia virtual.

"Subir la cantidad de kilos de fertilizante a la siembra representaba un tipo de dificultad desde el punto de vista del cultivo y lo que sugeríamos era anticipar el fósforo antes de la siembra, porque eso iba a solucionar el problema, e iba a poder aumentar la dosis. Entonces empezamos a entender que había un problema sobre el manejo del fósforo que estaba limitando el rendimiento de la soja", dijo Andrés Grasso, coordinador técnico de Fertilizar.

De la conferencia también participó Jorge Bassi, presidente de Fertilizar, y el especialista y agrónomo Máximo Uranga, quien contó su experiencia en campos de la zona núcleo.

En 2016, cuando terminaron ensayos, empezaron a trabajar con el foco imitando lo que estaba haciendo el productor, pero no con un solo nutriente sino con todos.

"El productor se está perdiendo cerca de 630 kilos por no ajustar y entender cómo funciona el sistema y cuáles son los rendimientos que podría llegar a lograr", afirmaron en la reunión.

Por más que un productor esté en la zona núcleo, donde los rindes pueden alcanzar los 4700 kilos por hectárea de soja, ajustando con inoculación, fósforo y azufre todavía se está perdiendo alrededor de 500 kilos. Es decir, que se puede llegar a casi 5200 kilos de soja. En la charla se aclaró que es importante conocer bien las decisiones de las dosis en función de las expectativas de rendimiento.

"Vemos que hay una parte muy importante que no termina de fertilizar. Creen que la soja ya está salvada si hacen la rotación de cultivos: utilizan las gramíneas, maíz. Dicen, con eso ya alcanza y no", dijo Bassi. Esta decisión, agregó, repercute en la cantidad de producción porque "mucha gente está instalada en una fertilización con dosis baja". Apuntaron a que cerca del 70% de los productores fertiliza, mientras que el resto no lo hace.

El productor promedio, manifestó, lo que hace es poner una dosis de base de fósforo, que oscila entre 50 y 60 kilos durante la siembra.

"La soja tiene buena respuesta al azufre y zinc cuando no está presente en el suelo y que estuvo presente en los cultivos antecesores. El zinc está demostrando respuestas en la soja, con lo cual nosotros lo que terminamos viendo fue una mayor estabilidad en los tratamientos de máxima, en aquellos donde pusimos mucho fósforo, pero, además, complementamos con zinc y boro", detalló Bassi. En esos elementos, dijo, se ve todo el potencial de la soja, y remarcó que no es el cultivo antecesor el que manda, sino la cantidad de nutrientes que tiene el suelo al momento de realizar la siembra.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.