Cerró la fábrica de carrocerías de colectivos más grande del país

600 trabajadores despedidos por cierre de empresa de carrocerías
600 trabajadores despedidos por cierre de empresa de carrocerías
(0)
28 de febrero de 2019  • 16:52

Metalpar, la fábrica de carrocerías de camiones y colectivos más grande del país, cerró sus puertas ayer y dejó sin empleo a 600 personas.

La firma era una filial de la empresa chilena Metalúrgica Paredes y de la brasileña Marcopolo. Su fábrica local se encontraba en la localidad bonaerense de Loma Hermosa.

Metalpar había llegado a producir 12 unidades por día, pero el año pasado había empezado a ser afectada por la caída de las compras, el aumento de las tasas de interés y había tenido que reducir personal. En un encuentro en el marco de la Dirección Nacional de Relaciones Laborales, en mayo del año pasado, la empresa había dejado trascender al SMATA que evaluaban la posibilidad de cierre.

El gremio SMATA había alertado de la situación: "La liberación de importaciones, el incumplimiento del intercambio comercial automotriz con Brasil (Flex), que impone que por cada dólar exportado se importe uno y medio, sin penalidades económicas a las empresas que lo incumplen, y una política monetaria con intereses desorbitantes y mercado cambiario liberado, jaquea a la carrocera Metalpar, que podría cerrar su planta".

Comunicado de SMATA
Comunicado de SMATA

Los empleados de Metalpar habían denunciado la situación de la empresa por medio de un video de agosto del año pasado. "Nos estamos quedando sin trabajo. Esto es por políticas liberales. No se está preocupando por la industria nacional", decía un trabajador en el video.

Los dueños de Metalpar también son dueños de Metalsur, con sede en Villa Gobernador Gálvez que produce carrocerías para colectivos de larga distancia, que por el momento sigue en funcionamiento.

El cierre de la empresa causó mucha polémica en las redes sociales.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.