Combustibles. Sube solo una parte del impuesto previsto y podría bajar la nafta

El Gobierno decidió postergar una parte del aumento del Impuesto a los Combustibles Líquidos (ICL)
El Gobierno decidió postergar una parte del aumento del Impuesto a los Combustibles Líquidos (ICL) Fuente: LA NACION - Crédito: Fernando Massobrio
Sofía Diamante
(0)
28 de junio de 2019  • 17:22

El Gobierno anunció hoy que se aumentará solo en parte el impuesto a los combustibles (ILC), que se actualiza de manera trimestral tomando de referencia la inflación de los últimos tres meses. El tributo tendría que haberse aplicado a principio de este mes, pero en la Secretaría de Energía lo pospusieron para julio. Hoy indicaron que solo se incrementará un 33% del aumento previsto, lo que le quitaría presión al valor de la nafta y permitiría una baja, producto de la caída del precio internacional del barril del petróleo y de la disminución del tipo de cambio.

En la cartera que conduce Gustavo Lopetegui indicaron que el ILC actualizará su valor un 3,9% a partir del próximo mes, cuando el ajuste debería haber sido del 11,8%, de acuerdo a la normativa que toma para su actualización la suma de la inflación de los tres meses anteriores.

Así, el impuesto aumentará 24 centavos de $6,13 a $6,37 por litro de gasoil -debería haber pasado a $6,85, indicaron- y 39 centavos de $9,94 a $10,33 por litro de nafta, cuando debería haber tenido un alza a $11,11.

El último incremento de combustibles había sido a fines de mayo, cuando las petroleras anunciaron en promedio una suba de 1,5%. Desde entonces, tanto el tipo de cambio como el precio internacional del barril de petróleo disminuyeron, que son los factores que explican el 90% del valor local del litro de nafta.

En concreto, el 31 de mayo pasado, el tipo de cambio mayorista, que se toma en cuenta en el sector, valía $44,76. Ayer, el dólar en el mismo segmento cerró $2,4 más bajo, a $42,72. En tanto, el precio del Brent, el índice internacional que se toma en referencia para el valor del barril de petróleo, cayó de US$70,64, el 29 de mayo, a US$66,78.

Las petroleras indicaron que, tras estas bajas, se cerró la brecha entre sus costos y el precio local de la nafta, luego de seis meses de estar en negativo, por lo que podría haber una disminución de los combustibles. Sin embargo, a futuro, señalan las incertidumbre que generan las elecciones y el conflicto entre Estados Unidos e Irán como posibles causantes de nuevos aumentos del tipo de cambio y del precio del Brent.

En lo que va del año, los combustibles aumentaron su valor en cinco ocasiones, en alrededor de 12,5% la nafta y 14% el diesel, mientras que solo bajaron de precio una vez: a comienzo de enero. En el mismo periodo, la inflación acumulada aproximada fue 21%, por arriba de los incrementos en la nafta.

"Del impuesto que tendría que haber aumentado 11,28%, solo se aplicó un 33% de ese incremento. El 67% restante se está pateando para septiembre. Nosotros apoyamos esta medida para que no siga cayendo el consumo, que desde comienzo de año, la demanda tuvo una baja interanual de entre 10% y 15% según el producto", dijo Vicente Impieri, presidente de Federación de Empresarios de Combustible de la República Argentina (Fecra).

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.