Consejos para elegir mejor el seguro del auto

La revisión de ciertas cláusulas evita sorpresas en el momento del siniestro
(0)
20 de diciembre de 2009  

La frase que dice "lo barato sale caro" aplica perfectamente a la industria del seguro automotor. Esto no siempre es tenido en cuenta por los consumidores que buscan minimizar sus gastos fijos.

Sustentabilidad de la compañía, asesoramiento de agentes, conocer los períodos de renovación de la póliza y leer con atención la cláusula de renovación del cero kilómetro son algunas de las claves en el momento de contratar un seguro, según los especialistas consultados por LA NACION. "Hay compañías que pueden resultar más económicas, pero no se sostienen en el tiempo", dice Juan Velarde, de Aon, intermediaria norteamericana que comercializa seguros de distintas empresas. El abogado del Estudio Borda Miguel Gesuita cuenta que en el pasado hubo muchas quiebras y por eso recomienda optar por las que tienen cierta trayectoria en el mercado. El jefe de suscripción de SanCor Seguros, Henry Berardi, sugiere tener en cuenta la cantidad de juicios que tiene la compañía aseguradora y conocer su solvencia.

Presupuesto disponible y qué se quiere cubrir se conjugan para determinar el tipo de seguro que se busca. Responsabilidad civil para los daños a terceros, esa cobertura más robo total o parcial y seguros contra todo riesgo son las tres grandes categorías, que abarcan un sinnúmero de alternativas. Alejandro Miranda, jefe de suscripción de la española Mapfre, sostiene: "El cliente tiene que tener en claro cuál es su necesidad y presupuesto. Si bien las cotizaciones se pueden obtener online , el asesoramiento de los agentes permite obtener más precisiones sobre los límites y los detalles".

Es importante saber cada cuánto puede variar el precio. Con la inflación, muchas compañías acortaron los períodos de renovación de póliza. Algunas se renuevan cada tres meses; otras, cada seis y otras, en forma anual. La cláusula de reposición del 0 KM especifica hasta qué antigüedad se reintegra el vehículo. Según las compañías, puede variar entre los 180 días y dos años. Una vez superado ese plazo, lo que se obtiene es la indemnización de acuerdo con la tasación del auto. Gesuita dice que muchas compañías varían la cotización en perjuicio del asegurado cuando se renueva la póliza.

Algunos asegurados no reconocen el domicilio real para pagar una cuota más económica. Por ejemplo, en vez de la ciudad de Buenos Aires, dan algún domicilio rural o de fin de semana. El presidente de la Asociación Argentina de Compañías de Seguro, Francisco Astelarra, advierte que la empresa puede en estos casos invocar la reticencia del asegurado para rechazar un siniestro.

Los adicionales como la cobertura por granizo, cristales o cerradura son definitorios en la decisión de ciertos automovilistas. El director comercial de La Holando Sudamericana, Oscar Parodi, opina que los matices complementarios son secundarios frente al grado de cumplimiento de las compañías.

Para los adicionales también hay que leer la letra chica. En el caso del granizo, algunas compañías cubren sólo cristales y otras, todos los daños. Para robo de llantas, muchos clientes no advierten que las compañías suelen aplicar una depreciación por uso. Y la cobertura de cristales puede variar si se aseguran todos o sólo los laterales. Hay que pagar franquicia para algunos de estos daños.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.