Coronavirus. Las oficinas de la Anses siguen cerradas y hay rechazo sindical a que vuelva la atención al público

La directora ejecutiva de la Anses, Fernanda Raverta, declaró esenciales a los servicios del organismo, pero aún no pueden hacerse trámites presenciales
La directora ejecutiva de la Anses, Fernanda Raverta, declaró esenciales a los servicios del organismo, pero aún no pueden hacerse trámites presenciales Fuente: Archivo
Silvia Stang
(0)
18 de mayo de 2020  • 12:47

La Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) aclaró hoy que sus oficinas siguen sin dar atención al público y que los trámites presenciales solo comenzarán cuando "se aplique el protocolo sanitario", algo que no tiene fecha cierta en ninguna parte del país, ni siquiera en las localidades donde no hay circulación de coronavirus y en las que ya se retomaron varias actividades económicas, más allá de los comercios esenciales y de los bancos. De esta manera, y desde el 20 de marzo, siguen sin poder realizarse varios trámites, como la solicitud de una jubilación o pensión, o la tramitación de un poder para el cobro o de un crédito del sistema de la Anses por parte de los pasivos.

La aclaración del organismo surgió luego de corrieran versiones de que en diferentes localidades del conurbano había personas haciendo colas desde temprano en la calle, esperando la apertura de las Unidades de Atención Integral (UDAI). Mientras tanto, la Asociación del Personal de los Organismos de Previsión Social (Apops), el sindicato dirige Leonardo Fabre, emitió ayer, domingo, un comunicado que afirma que los empleados "no concurrirán a realizar tareas presenciales" y que hay un trabajador del organismo que tiene Covid-19.

El escrito califica de "actitud suicida" la decisión de "la patronal", que "decide abrir las puertas de Anses". La semana pasada, Fabre le había mandado una carta documento a la directora de la Anses, Fernanda Raverta, rechazando la convocatoria que se estaba realizando a personal del organismo para que retomaran sus tareas, aun cuando fueran a puertas cerradas, es decir, sin atención al público.

Fuentes del organismo dijeron a LA NACION que en el momento en que se disponga la apertura de algunas oficinas (algo que se prevé hacer de manera gradual y por localidades), solamente se atenderá a personas que tengan un turno previamente asignado. "Se están acondicionando los lugares con mamparas y se está armando el protocolo; hasta que no esté todo 100% claro no van a abrir", señalaron en la Anses. Y agregaron que, según lo previsto, se dejarán ingresar a una persona cada 15 o 20 minutos a cada UDAI.

El 6 de mayo pasado, Raverta dictó una resolución por la cual declaró "servicios críticos, esenciales e indispensables" a los trámites vinculados con jubilaciones, pensiones y prestaciones en general. Y este fin de semana, una decisión administrativa de la Jefatura de Gabinete incluyó en el listado de trabajadores exceptuados del aislamiento obligatorio dictado el 20 de marzo y prorrogado ahora hasta el próximo domingo 24, al personal de la Anses.

Por ahora, esas medidas son un marco teórico al menos en lo referido a la atención al público, que no comenzó ni tiene fecha cierta de inicio en ningún lugar del país. En el organismo afirman que sí hay personal trabajando en un centenar de UDAI (incluyendo algunas de la ciudad de Buenos Aires y del conurbano bonaerense), y que están movilizando expedientes iniciados antes de la cuarentena y cuyo curso había quedado congelado. Es decir, los trámites de personas que, por ejemplo, iniciaron su gestión para jubilarse u obtener una pensión, tuvieron durante dos meses el trámite paralizado.

En los últimos días, varias entidades le enviaron a Raverta notas en las que se solicita la apertura de las oficinas, para que se puedan retomar o iniciar trámites. Hoy se cumplen 59 días de la cuarentena, sin apertura de las UDAI, a lo que se suma que ya antes del 20 de marzo la Anses había decidido suspender turnos otorgados.

La Federación Argentina de Colegios de Abogados, a través de su Comisión de Seguridad Social que dirige Elsa Rodríguez Romero, le envió a Raverta una carta el 13 de mayo. El escrito hacía referencia al hecho de que, una semana después de la resolución que declaraba esenciales los servicios de la Anses, no se habían puesto en marcha "los mecanismos necesarios para el restablecimiento de los servicios suspendidos", ni se tenía conocimiento de de un cronograma de las aperturas. Por eso, se pidió el regreso de "los servicios de naturaleza previsional suspendidos o, al menos, que se establezca un cronograma para ello". También la Asociación de Abogados y Abogadas de Buenos Aires hizo llegar un pedido similar.

En ambos casos, se aludió a la necesidad de atender en forma urgente situaciones como las de personas que dejaron su actividad laboral al cumplir con todos los requisitos para acceder a la jubilación y que ahora, ante la suspensión de los trámites, no cobran ni ingreso laboral ni ingreso jubilatorio.

Por su parte, la carta documento que días atrás envió el sindicato de la Anses a la directora ejecutiva, rechaza "por insuficiente el protocolo de seguridad e higiene" que se pretende aplicar, porque "pareciera ser más una excusa para retomar tareas que una medida sanitaria preventiva".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.