Coronavirus. Cómo se preparan las automotrices para volver a trabajar

Crédito: Shutterstock
Francisco Jueguen
(0)
7 de mayo de 2020  • 17:02

Es un número dramático para el complejo fabril más importante del país. Con viento en popa, en abril de 2018 se vendieron 2586 autos por día. Un año después, en plena crisis cambiaria, 1244 cada 24 horas. Este abril, en medio de la cuarentena, la cifra fue de 146 autos.

Además, el mes pasado se registró un dato histórico: no se produjo ni un auto. La comercialización fue sobre el poco stock sobrante. Las exportaciones, según datos de la Asociación de Fabricantes de Automotores (Adefa), cayó 88,4%. Las ventas a los concesionarios se desplomaron (73,6%). La entidad que agrupa a los comerciantes pidió una "reactivación inmediata" del trabajo.

Una encuesta realizada entre autopartistas -difundida hoy por AFAC- informó que el 76% de esas firmas -generalmente medianas- no está produciendo. Allí recalcaron la crisis como "grave y profunda". En relación con las ventas, ninguna logró mantener el nivel de facturación previo al aislamiento obligatorio. El 77% sufrió caídas de más del 60% de sus ventas y más del 50% del total de empresas manifestaron que la reducción es de entre 90% y 100%. Sólo un 8% de estas empresas logró pagar a sus trabajadores los salarios al 100%, indicaron en AFAC.

Las perspectivas a nivel global son alarmantes. Según se estima, se van a vender unos 20 o 22 millones de autos este año, lo que podría traducirse en el cierre de un centenar de plantas. "Para el sector es importante empezar a producir cuanto antes para demostrar a la casa matriz que se está en actividad, haciendo funcionar nuevamente el negocio", alertan en las empresas nacionales, donde presionan para poder reabrir lo antes posible sus negocios.

En ese contexto, tanto las terminales que producen localmente como el gremio (Smata) ya se preparan para la nueva fase que se abrirá desde la semana que viene en el país. En esta etapa ya existen -según anticipó LA NACION - 1000 fábricas con protocolos sanitarios y pautas de distanciamiento social presentados a autoridades locales y nacionales. Parte del sector automotriz está en esa lista, según dijeron en el Gobierno. Sin embargo, en las empresas todavía no recibieron la confirmación y esperan tal autorización. Una vez informadas tardarán entre una semana y diez días para poner en funcionamiento sus plantas, contaron.

Pero, ¿cómo será el operativo retorno? Según contaron a este medio desde las terminales, ya existen una serie de medidas destinadas a proteger a los trabajadores. "El sector tiene todos los protocolos de sanidad y transporte consensuados con el gremio para poder iniciar las actividades de manera regular", informaron desde las empresas.

En los mismos, contaron, se incluyen normas de higiene y limpieza, reglas para mantener una distancia mínima de seguridad de 1,5 metros (delimitar espacios para asegurar esa distancia) y el uso de máscaras que cubren la boca y la nariz en la producción (tapabocas).

Además, en las fábricas se implementará la medición de la temperatura de todo el personal al ingresar a los centros industriales, utilizando "aparatos especiales para la detección de fiebre de manera preventiva". Por otro lado, indicaron que "se comenzaron con las obras para adaptar la fábrica a los protocolos sanitarios y de distanciamiento, instalando cabinas de desinfección, elementos de higiene y señalizaciones, para garantizar la seguridad del personal".

Las empresas reforzarán la comunicación interna respecto de medidas de prevención y algunas firmas, indicaron, instalaron barreras de sanitización, donde los trabajadores son rociados con un producto antibacterial. "Todos los puestos de trabajo fueron adaptados para respetar la distancia mínima de un metro y medio", recalcaron en las empresas.

Por otro lado, algunas empresas también reacomodaron el comedor. "Antes, el período de comida duraba una o dos horas. Ahora dura cuatro horas, para evitar amontonamientos de personas. En las mesas antes se sentaban cuatro personas y ahora sólo dos, en diagonal, para respetar siempre la distancia mínima", indicaron desde las compañías.

Por otro lado, agregaron que se trabajará con una dotación más reducida de operarios, con un sistema de turnos que simplifique el ingreso y egreso de los trabajadores. Se trata de uno de los requerimientos básicos del Gobierno, preocupado por la logística y el transporte público. En tanto, en las empresas afirmaron que los grupos de riesgo, ya sea por enfermedades o por ser mayores de 60 años, permanecerán en sus casas. Todas las operaciones que se puedan hacer a distancia seguirán trabajando con home office.

"Así como se abrieron actividades vinculadas al comercio exterior, el sector espera que se lo habilite lo más rápido posible para trabajar en toda su capacidad. El proceso no es sencillo: es comenzar a movilizar 80.000 personas, en cuatro provincias y se involucra a 200 municipios aproximadamente a nivel cadena", dijeron en las compañías locales a este medio y cerraron: "El contexto tanto local, por el impacto económico, como el global lo requieren".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.