Arbolitos sorprendidos. Por qué sigue bajando el blue y se acerca al oficial

La divisa paralela cerró a $64,50, solamente $1,24 más que el precio de venta al público de la moneda estadounidense en el mercado oficial
La divisa paralela cerró a $64,50, solamente $1,24 más que el precio de venta al público de la moneda estadounidense en el mercado oficial Fuente: Archivo
Sofía Terrile
(0)
5 de noviembre de 2019  • 13:13

Los " cueveros" y los " arbolitos" están sorprendidos. Esperaban que el dólar blue-de venta ilegal- llegara a $80 después de las elecciones. En cambio, en poco más de una semana se encontraron con un "magro" $64,50, apenas $1 por encima de lo que cuesta la moneda en el mercado oficial minorista. Algunos ensayan posibles explicaciones: la que más se escucha es que hubo sobrecompra previa a los comicios y ahora casi no hay pesos.

El viernes antes de las elecciones, el dólar oficial minorista cotizaba a $65 según el promedio del Banco Central y el blue, a $75,5. La brecha llegaba casi a $10. El miércoles siguiente, los precios eran $63,43 y $67 respectivamente (con una brecha de poco más de $3,50). Hoy, los valores fueron de $63,26 y $64,50 y el blue cayó $1. La diferencia entre ambos tipos de cambio es chica: $1,24.

Después de que el cepo de US$10.000 mensuales se transformara en uno mucho más restrictivo de US$200, se descontaba un crecimiento de la brecha entre el oficial y el paralelo porque el atractivo del blue como herramienta para la dolarización debería crecer. Pero un desbarajuste en las expectativas actuó en contra.

"Los 15 días previos a las elecciones fueron una locura de gente comprando dólares", admite un operador de cambio paralelo. Otro habla de un período de " pánico y euforia" en el que "hasta el más mínimo peso se pasó a dólar".

La baja del "blue" está relacionada a la presión que ejerció la oferta de los que se habían sobrestockeado de dólares comprados por la ventanilla oficial en los últimos días
La baja del "blue" está relacionada a la presión que ejerció la oferta de los que se habían sobrestockeado de dólares comprados por la ventanilla oficial en los últimos días

Ahora, parte de esas personas que se "pasaron de rosca" ya no tienen más pesos para seguir comprando divisas más allá del límite oficial de US$200, pero tampoco quieren ofrecerlas para volver a pesificarse. Ellos están en modo wait and see, y por eso no hay demasiada demanda.

La oferta presiona hacia la baja porque otro grupo de personas que se dolarizaron previo a las elecciones está vendiendo en el mercado informal para cancelar obligaciones en pesos.

Otro operador habla de "desconcierto" entre los " corretas" (en la jerga de las cuevas, así se denomina a los mayoristas del blue) por la disminución de la brecha. Asegura que no se esperaban una baja en el precio de la divisa informal. Muchos vendedores le pedían esperar uno o dos días para sacar un margen mayor -esperando que en los días poselectorales la diferencia entre el paralelo y el oficial creciera más-, pero finalmente terminaron perdiendo dinero, sostiene.

La estacionalidad del dólar blue

"Hubo una sobrecompra preelectoral que excedía la capacidad de ahorro de muchos", describe Gustavo Quintana, operador de PR Cambios. "En estos días se vio una necesidad de pesos para hacer transacciones corrientes", añade. El " puré" (la operación ilegal de comprar divisas en el mercado oficial y venderlas en el paralelo para capturar márgenes por la diferencia de precios), en otros términos, esta vez fue para pagar la tarjeta de crédito, los servicios y otros gastos de la vida diaria.

El término "puré" se utiliza en la City para hablar de la operación en la que se compran dólares en el mercado oficial y se venden en el paralelo
El término "puré" se utiliza en la City para hablar de la operación en la que se compran dólares en el mercado oficial y se venden en el paralelo

La tendencia a la baja probablemente no se mantenga demasiado tiempo, dice el analista. "En la segunda quincena del mes vamos a ver otro panorama: esa necesidad de pesos para cancelar obligaciones va a desaparecer y seguramente la brecha aumente", predice Quintana.

"Un cepo imposible de pasar y una plaza seca de pesos, más un mercado chico que es el paralelo, donde no ocurren grandes compras o ventas ni liquidaciones", enumera el operador de bolsa Néstor Rivas, como las razones de la baja del dólar informal. Pero advierte que el blue puede subir en un tiempo no demasiado lejano: más cerca de las vacaciones de verano, cuando haya más pesos por el aguinaldo, y una necesidad mayor de dólares para viajar.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.