Veranito financiero. El riesgo país perforó los 800 puntos y cae 22% en un mes

Una nueva mejora de los bonos, y otra compresión en el rendimiento de la deuda de Estados Unidos, favoreció el nuevo retroceso
Una nueva mejora de los bonos, y otra compresión en el rendimiento de la deuda de Estados Unidos, favoreció el nuevo retroceso Fuente: Reuters - Crédito: Jeenah Moo
Javier Blanco
(0)
3 de julio de 2019  • 18:04

El mercado dio hoy una nueva muestra del clima de optimismo que fue ganando las decisiones de inversión en las últimas semanas al perforar la tasa de riesgo país los 800 puntos, tras tres meses de mantenerse por encima de ese nivel y haber tocado un "pico" de 1013 puntos hace menos de 30 días.

Este sensible indicador que elabora la banca JP Morgan, y marca el sobreprecio que los inversores demandarían por comprar nueva deuda a la Argentina en relación a la que le cobran a Estados Unidos por títulos emitidos a igual plazo, cayó otros 13 puntos (1,6%) con lo que cerró a 793.

De esta manera, volvió al nivel que tenía a comienzos de abril, es decir, antes de que el último episodio de volatilidad cambiaria convenciera al FMI de regresarle al Banco Central (BCRA) la potestad de intervenir en el mercado para tratar de controlar el precio del dólar.

Fuente: LA NACION - Crédito: Hernán Zenteno

La baja, importante aunque no modifica el hecho de que el mercado local está evaluado como el segundo más riesgoso de la región (sólo detrás de Venezuela que rompió el termómetro -8933 puntos- pero lejos de Ecuador -país que también tienen un programa de asistencia del FMI y pero una tasa de sólo 570 puntos-), es producto de la ola de recompras que ayuda a recuperar valor a los castigados bonos de la deuda argentina, en un contexto de mercado global que favorece la toma de riesgos.

A su vez, como se descuenta el inicio formal en breve de una "guerra de tasas", los rendimientos de los bonos más seguros ensayan nuevos mínimos en dos años y medio casi a diario (el rendimiento del Bono del Tesoro de EE.UU. a 10 años quedó al 1,95% anual) y eso presiona a la baja a las principales divisas del mundo y favorece la recuperación de las emergentes.

Ese efecto está a su vez detrás de la sostenida baja que ensaya el dólar en la plaza local, que retrocedió otro 0,6% y quedó a un paso de quebrar el "piso" de $42 para la venta mayorista (cerró a $42,03). De este modo, no casualmente, el billete (que quedó ofrecido al público a un promedio de $43,25) también toca mínimos en casi tres meses.

Fuente: LA NACION

A su vez, la tranquilidad cambiaria genera las condiciones para que los inversores acepten recortar los rendimientos que reciben por invertir en pesos (que siguen siendo muy elevados en comparación mundial) y es lo que permite que la tasa de interés de referencia local, que había promediado el 71,8% en mayo, retroceda otros 58 puntos para quedar debajo del 61% anual (a 60,80%), su menor nivel desde el 7 de marzo, es decir, en casi cuatro meses.

Los analistas creen que el ciclo de alivio financiero le queda un posible recorrido residual pero está próximo a encontrar sus límites, básicamente que el país está a las puertas de ingresar en un proceso electoral y, por ello (y las características de los contendientes), le cuesta mostrar visibilidad a mediano y largo plazo.

"Argentina ha sido muy beneficiada en las últimas ruedas por el giro favorable al riesgo que dio el mercado internacional, que sirvió para amplificar el cambio de expectativas respecto de lo local. Pero a menos de 40 días de las PASO y con encuestas que indican que la elección se puede definir por detalles, será complicado que esto se prolongue", sostiene el analista financiero Nery Persichini, de GMA Capital quien explica que "los precios de los activos financieros locales ya tienen incorporada una probabilidad de reelección de Macri mayor que la que marcan los relevamientos".

Fuente: AFP

La misma evaluación realizaron en la consultora Delphos Invesment en un informe en el que advirtieron a sus clientes que los precios de los principales bonos de la deuda en dólares están llegando a su valoración de equilibrio en el mercado. "Hay algunos bonos, como el Discount emitido bajo ley de Nueva York, que ya alcanzó lo que habíamos definido como su precio objetivo. El rendimiento de su variante emitida bajo ley local, en cambio, aún tiene potencial de compresión. Esto se repite entre otros bonos emblemáticos del riesgo argentino", explicó a La Nacion Leonardo Chialva, uno de sus socios.

Más optimista, el economista Federico Cohen considera que aún queda margen para que los bonos recuperen valor y la tasa de riesgo país, consecuentemente, se retrotraiga algo más, aunque no tanto como para volver al promedio de 650 puntos que mostró este indicador en febrero "por el ruido que provoca las elecciones".

Cohen considera que eso es posible porque el reflujo de capitales hacia mercados emergentes en busca de retornos más jugosos recién comenzó y tenderá a estar asegurado si se confirman en breve las señalas de relajación monetaria en países centrales, en especial si además de la baja de tasas incluye "la reinyección de liquidez" en algunos casos.

"De no aparecer ningún hecho disruptivo creo que el veranito financiero se extenderá hasta las PASO y su suerte de allí en más dependerá de la foto que de allí surja: es lo que te va a marcar la cancha de allí en más y hasta las elecciones de octubre", dice.

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.