El fernet y los alfajores, protagonistas inesperados del Congreso de la Lengua

El rey y la reina. Ella probó un alfajor y pidió más.
El rey y la reina. Ella probó un alfajor y pidió más. Crédito: Gobierno de Córdoba
Gabriela Origlia
(0)
29 de marzo de 2019  • 09:39

CORDOBA. Los alfajores y el fernet -dos productos que identifican a Córdoba - se colaron entre los protagonistas del Congreso Internacional de la Lengua Española (CILE) que se desarrolla en esta ciudad. Comparten protagonismo con los reyes de España , Mario Vargas Llosa , Jorge Fernández Díaz, Joaquín Sabina , Les Luthiers o Martín Caparrós. Registran más ventas en estos días y, en especial, crecen sus acciones de marketing.

Con unos 5000 participantes inscriptos en el CILE, el gasto en alojamiento por cinco noches dejará unos $29,5 millones y, además, el Gobierno provincial estima que otros $13,5 millones quedarán por las comida. Si a eso se le suma el dinero destinado a excursiones y a compras, en total el congreso le dejará unos $44 millones a Córdoba.

Muchos de los extranjeros que llegaron a la ciudad probaron por primera vez el "Fernando" -nombre cordobés del fernet con coca; así figura incluso en el atlas de las hablas regionales-. Además, muchos de los participantes del seminario de periodismo que se hizo en el marco del CILE recibieron un set de fernet y diccionario de la empresa Porta Hermanos, fabricante cordobesa de la marca 1882.

Inés Castro, gerenta de marketing de la firma, indicó a LA NACION que este tipo de reuniones con extranjeros "re actualiza la curiosidad por el fernet con coca que tomamos los argentinos y que no se da en otras partes del mundo".

En setiembre de 2008, al comprobar la palabra "fernet" no figuraba en ningún diccionario de la lengua española, la empresa envió una carta a la Academia Argentina de Letras planteando la situación. Meses más tarde, ambos se dirigieron a la Real Academia Española (RAE) que, en 2014, sumó el vocablo y, dos años después, lo plasmó en su diccionario.

La fábrica de alfajores Chammas cumple ahora 150 años; la fundó el francés Augusto Chamás en 1869. Al llegar al puerto de Buenos Aires, buena parte de su equipaje y documentación de bioquímico se perdió y empezó a fabricar perfumes y "elixires" ("remedios de cura"). Instalado en Córdoba se casó y, con su mujer, comenzaron a hacer alfajores artesanales.

El lunes a la noche, la reina Letizia de España probó un "alfajor cordobés" de la marca y pidió más para llevarse.

"Cada vez que hay algún tipo de congreso y vacaciones de invierno las ventas crecen porque el alfajor es una manera de llevarse un gusto propio, local de Córdoba sea para el que viene o como regalo. Por supuesto que el impulso de Letizia es importantísimo", agrega.

Desde La Costanera, una marca artesanal que tiene 92 años en el mercado, Daniel Evangelisti ratifica que el CILE implicó "mucho movimiento y más ventas" y subrayó que por el tipo de público que atrae "hay más curiosidad, preguntan por la historia, por la receta".

La marca nació en 1927 con el inmigrante italiano, Pedro Chechi, que comenzó alquilando un pequeño local frente a la plaza San Martín, en pleno centro histórico de la ciudad. "Eligió lo que le gustaba, una gastronomía delicada. Merengues, pastelería, empanadas. No tenía ninguna formación en el rubro; era lo que hoy llamamos un emprendedor", agrega Evangelisti.

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.