El FIAP cambia la sede y el programa

El tradicional festival latinoamericano este año se mudará de Buenos Aires a Miami, y el público será protagonista
Alberto Borrini
(0)
4 de abril de 2012  

Hace ya un tiempo que los festivales han dejado de ser sólo concursos de anuncios para transformarse en centros de negocios internacionales, en los que se anudan fusiones entre agencias y se gestan acuerdos millonarios.

Por otra parte, todo el mundo sabe que la comunidad latina de los Estados Unidos se ha erigido en primera minoría de ese país, y que debido a su creciente capacidad de compra es cortejada asiduamente por las marcas a través de una publicidad que responde a desafíos distintos a los de la publicidad en inglés.

Junte estas dos fuertes razones y sabrá por qué el Festival Iberoamericano de Publicidad (FIAP) decidió trasladar este año su sede de Buenos Aires a Miami, centro estratégico de ese enorme mercado en expansión que trabaja en inglés pero que disfruta y consume en español.

Miami es un lugar familiar para muchos publicitarios argentinos, que desde Buenos Aires crean campañas para marcas internacionales que se exhiben en mercados del exterior.

Además, las dos agencias globales que se acaban de crear por iniciativa argentina en el seno de grandes redes, David (Ogilvy), y Bonavena (Young & Rubicam) surgieron con representaciones en varios puntos del continente: San Pablo, México y Nueva York.

El FIAP nació en Rosario hace 43 años, edad que lo convierte en el festival más tradicional y representativo de la región. Es también el más inquieto y viajero; en la década del 80 saltó el charco y se aposentó en Punta del Este durante tres temporadas, de 1987 a 1989, hasta que en 1990 decidió volver a su sede anterior.

Daniel Marcet, director general del FIAP, enfatiza el espíritu de innovación que caracteriza al festival, que en este caso no se limita al cambio de sede, sino que comprende la renovación de todo el programa que se realizará del 30 de abril al 2 de mayo en las instalaciones del Marriot Hotel de Miami.

Según los especialistas, el certamen necesitaba el oxígeno de esta nueva vuelta de tuerca; como las personas, experimentaba algo del cansancio y desgaste que ataca a las de mediana edad.

La competencia, además, con tantos nuevos eventos sin tradición, se tornó encarnizada y hacía falta recalcar de nuevo los rasgos diferenciales de los más conocidos.

La principal clave del programa del FIAP de este año reside en que el verdadero protagonista es el público. No es que los otros festivales importantes le den la espalda, sino que en esta ocasión cambia el enfoque y los asistentes "tendrán una participación más activa y serán testigos de lo que ningún certamen muestra", añade Marcet. Por ejemplo qué y cómo votan los jurados, ya que habrá juzgamientos en vivo y televisados online.

Entender la propuesta

Varios profesionales argentinos fueron convocados para integrar el jurado: Pablo del Campo, designado presidente de las secciones de TV, Gráfica y Vía Pública; Marcelo Vergara, Papón Ricciardelli, Gustavo Pedace y Peta Rivero lo acompañarán en distintos paneles.

No serán los únicos; en otras actividades intervendrán Guillermo Caro y Pablo Gil.

Las actividades de networking, otra novedad, se realizarán a través de fiestas, reuniones y almuerzos, donde los interesados tendrán más posibilidades de relacionarse informalmente con sus pares y agilizar trámites que, según los organizadores, exceden la oferta de un festival.

En rigor, el programa, con tantas actividades incluso simultáneas, corre el riesgo de parecer excesivo.

Del cuerpo de disertantes se destaca Bob Scarpelli, quien se acaba de retirar de la actividad y promete dar una versión "políticamente incorrecta" de su relación profesional con los anunciantes y los medios.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.